Saltar al contenido

Oración del viajero a la Virgen del camino

Por: Ashé pa mi Cuba

Virgen del camino

Roguemos de corazón, por todas aquellas personas que tienen la valentía de emprender un nuevo viaje hacia otros horizontes. Que sus pasos tengan mucha firmeza, estabilidad y desenvolvimiento.

En medio de esta difícil situación que estamos atravesando, muchas personas no pudieron regresar a sus hogares y hoy se encuentran al cobijo de otras tierras.

Imploremos que pronto puedan regresar a casa con sus familiares y amigos, y que lo hagan sanos y salvos.

Que el amor y la humildad sean su consuelo, que orando encuentren alivio y la esperanza sea su refugio.

Oración a la Virgen del Camino:

¡Oh gloriosa Virgen del camino! antes de comenzar nuestro viaje queremos contar con su ayuda y poderosa intercesión.

Conocemos por el evangelio de tu hijo, que tuviste que emprender un largo viaje hacia Belén por orden del emperador Augusto para que se efectuara el censo programado. En este viaje sufriste las dificultades propias de una mujer embarazada y al término del mismo, diste a luz a Jesucristo nuestro Salvador.

Ya nacido el niño se le comunicó a tu esposo San José, que Herodes quería matarlo y no les quedó otro remedio que buscar asilo en Egipto, país extranjero y hacia allí se dirigieron tus pasos.

Por eso Virgen Santa del camino, como conoces bien las penalidades de los viajes y tú misma fuiste viajera en varias ocasiones, hoy acudimos a ti para implorar tu protección en este viaje que pretendemos emprender.

Que el Espíritu Santo guíe mis pasos y los de mi familia en este momento si es para mayor gloria de Dios y bien de nuestras almas.

Concédenos Virgen Santa del camino, si no nos conviene este viaje conocer la sublime voluntad de Dios y saberla acatar.

Acompáñenos siempre hasta el día que llamados por Dios dirijamos nuestros pasos hacia el cielo donde tu habitas como reina de todo lo creado.

Tres veces se dirá:

Dios te salve María
llena eres de gracia
el Señor es contigo;
bendita tú eres 
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto 
de tu vientre, Jesús. 
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora
de nuestra muerte.

Amén

Etiquetas
error:
Copy link