Saltar al contenido

El legado del Incienso como ofrenda para los espíritus en Cuba

Incienso para los espíritus

La palabra incienso proviene del latín inciensum que significa encender, se elaboran mediante la unión de resinas y otros compuestos aromáticos vegetales a las que se añaden aceites esenciales principalmente de origen vegetal, de modo que al quemarlo desprenda un aroma perfumado el cual posee fines religiosos, terapéuticos e incluso estéticos.

Se le atribuye el poder de sedación, se dice que su fragancia es capaz de relajar la mente y el cuerpo propiciando al que lo solicita un estado de bienestar instantáneo.

Por estos motivos es empleado en diversas terapias que permiten aliviar las secuelas que dejan las enfermedades que poseen un elevado componente de estrés en el organismo.

El incienso permite que las energías fluyan en los espacios cerrados y abiertos fundamentalmente en el hogar y en los sitios que se emplean para la creación y la meditación evitando que las energías se estanquen y se acumulen las malas vibras.

¿Por qué el incienso es la principal ofrenda para los espíritus y deidades asiáticas?

Como parte del proceso de transculturación que tuvo lugar en Cuba se entrelazaron diversas culturas aportando a la idiosincrasia cubana cada una un poco de sus costumbres y tradiciones, sobre todo en la rama religiosa.

Las sociedades asiáticas que se asentaron en la isla nos legaron el incienso como forma de venerar a sus espíritus y deidades, tanto es así que es una práctica que nos acompaña en el día a día.

Este sector de la sociedad lo utilizaba fundamentalmente como medio para la adoración de los Budas y demás representaciones, por ser un medio capaz de propiciar la unión del campo espiritual con el mundo material.

Las 10 virtudes que los japoneses atribuyen al incienso

La cultura japonesa gran consumidora de este producto le atribuye al incienso numerosas propiedades entre las cuales encontramos:

  1. Permite la comunicación con los ancestros y el mundo espiritual.
  2. Mantiene libre de mala energía el alma y el cuerpo.
  3. Erradica las impurezas en el ambiente y el hogar. 
  4. Favorece el estado de alerta.
  5. Aleja la soledad convirtiendo el espacio que esta ocupaba en el alma en un sitio para la meditación.
  6. Trae la paz en lo ajetreado de la vida.
  7. Nunca importuna y es un elemento que siempre querrás usar.
  8. Sus propiedades persisten en el tiempo.
  9. El tiempo por el que lo emplees no distorsiona tu percepción.
  10. Se puede usar todos los días pues no es dañino.

Este elemento que armoniza el alma es el indicado para aliviar los días cargados de malas energías, permite acercar al hombre a sus raíces mientras que media como fuente de comunicación con los ancestros y demás fuerzas del universo.

No solo bendice las casas también engrandece los corazones, se ha empleado para amenizar masajes y realizar terapias medicinales.

Incienso para los espíritus
error:
Copy link
Powered by Social Snap