Saltar al contenido

Oración a San Francisco de Asís

Por: Ashé pa mi Cuba

Oración a San Francisco de Asís

Descubre en la oración un camino lleno de tranquilidad y paz, lanza tu voz al cielo, busca la humildad dentro de ti.

Orar es una herramienta poderosa para alcanzar alegría en tu corazón y ofrece maravillosos resultados en aquello que tanto deseas.

Jamás pierdas la fe, no permitas que la oscuridad se apodere de ti, deja que florezca la maravillosa luz que eres.

Deseo que esta oración alivie tus angustias y cese tus dolores, recuerda que no hay nada perdido, absolutamente todo en esta vida es solucionable.

Oración a San Francisco de Asís para hacer una petición especial:

Seráfico Padre mío,

prodigio de santidad, portento de la gracia atlante del cielo, asombro del mundo, imagen viva de Jesucristo, varón apostólico, juez de los entendimientos, mártir de deseos, sustentáculo de la fe, espada contra los herejes, credo de las maravillas de Dios,

a quien los brutos obedecen, los peces escuchan, las aves alegres festejan, a cuya voz los mares y elementos se rinden, y la naturaleza desconoce sus leyes, viéndose contra sus fueros sujeta;

los sepulcros tiemblan con tantas maravillas, que os arrojan vivos a los que escondían muertos.

Reparador del mundo que como clarín sonoro del evangelio con las luces de nuestra enseñanza exhortaste y convertiste príncipes, magistrados pueblos y ciudades.

Vaso de elección, consuelo de afligidos, patriarca de los pobres, báculo de ancianos, patrón de viudas, defensa de huérfanos, medicina de enfermos, ministro de la Santísima Trinidad,

ángel, serafín, patriarca, profeta, confesor, virgen y alférez de Jesucristo.

Columna de la iglesia en quien estando en pie depositó nuestro redentor los triunfos y señales de nuestra redención.

Os suplico, que por los méritos de nuestro señor Jesucristo y por vuestra intercesión, nos alcancéis los favores que os pedimos en esta oración, si es para mayor honra y gloria de Dios nuestro señor,

en cuya voluntad nos resignamos, conforme que nuestro deseo es verle, nuestro temor el perderle, nuestro dolor no gozarle, nuestro gozo el amarle,

la vida de nuestra alma es su gracia, la cual le deseamos para alabarlo eternamente en la gloria.

Amén

 ? Se recomienda usar una medalla o detente magistral de San Francisco de Asís durante el rezo de esta oración.

San Francisco de Asís y Orula en la religión Afro-Cubana

En Cuba, el santo San Francisco de Asís, debido al proceso de sincretización de las religiones yoruba y católica, adoptó el nombre de un Orisha africano: Orula.

En la isla ambas deidades son muy queridas y tienen muchísimos devotos. Le atribuyen cualidades como la sabiduría, grandes consejeros y sanadores.

Etiquetas
error:
Copy link