Saltar al contenido

2 Pataki con hermosas enseñanzas para reflexionar

Pataki enseñanzas

La religión yoruba utiliza historias breves llamadas patakíes, para representar diferentes situaciones, o leyendas de tiempos ancestrales. Son narraciones orales e historias religiosas que se presentan también como fábulas cortas.

Los pataki contienen enseñanzas hermosas que ayudan a los devotos a seguir su camino espiritual y a adquirir sabiduría. También brindan consejos sobre cómo llevar la vida con actitudes positivas.

Mostramos ahora, 2 patakíes que contienen enseñanzas para ser una mejor persona.

Respeto a la experiencia de los mayores

Cuenta este patakí que varios jóvenes trabajaban en la construcción de los ilé u hogares, pero no ganaban lo que ellos creían merecer, pues según insistían, ellos hacían los trabajos más fuertes.

Además, debían seguir siempre las indicaciones de los ancianos, que, según ellos, eran muy complicadas.

Por esas razones, los jóvenes decidieron separarse y trabajar por su lado, ignorando los consejos de los mayores.

Entonces comenzaron a fabricar muchas casas muy rápido y el pueblo estaba feliz con su labor. Pero un día, llovió fuertemente y las casas que habían fabricado se derrumbaron totalmente.

Olofin, al enterarse de lo sucedido, bajó a la Tierra y llamó a los viejos y a los jóvenes y les indicó a cada grupo que construyeran una casa.

Así, durante todo un día los jóvenes hicieron su casa y los viejos la suya. Olofin inspeccionó las casas construidas y le parecieron iguales.

Extrañado, decidió reunir a los dos grupos para preguntarles cuál era la diferencia entre las casas, ya que solo una de ellas se derrumbaba.

  • “Si las casas que hacen los jóvenes son iguales a las que hacen ustedes, ¿por qué se derrumban cuando llueve?”, preguntó el gran Dios.

A lo que los viejos contestaron que los jóvenes ponían las tejas boca abajo en lugar de poner una boca abajo y otra boca arriba.

Con esa respuesta Olofin comprendió el significado de la experiencia de los años acumulados y autorizó que fueran ellos quienes dirigieran a los jóvenes hasta que estos estuvieran realmente capacitados para construir sus propias casas.

Como decimos en nuestra religión, «Oreja no pasa cabeza» por ello debemos respeto a nuestros mayores.

El loro y la envidia de los pájaros

Un buen día Olofin convocó a una reunión de todos los pájaros de la Tierra, para saber cuál de ellos sería el más importante y tendría más mérito.

Todas las aves acudieron al palacio. Pero rápidamente comenzaron a mostrar una gran envidia por el Loro, que por aquel entonces era totalmente blanco.

Así las aves hicieron un plan para que Olofin no eligiera al Loro como la mejor ave y, aprovechando un descuido, le arrojaron tinta y le esparcieron cenizas sobre su plumaje.

No contentos con eso, le tiraron epó (Manteca de corojo). Casi al mismo tiempo Olofin entró, observó a los pájaros desde su trono y señaló a uno entre todos.

El pájaro seleccionado fue llevado ante el gran Olofin que lo inspeccionó detenidamente.

“Me ha gustado mucho tu plumaje “, dijo al Loro y afirmó que, desde ese momento, todas las personas importantes de su reino llevarían el color de sus plumas como señal de sabiduría y distinción.

Así quedaron burlados todos los que, por envidia, quisieron perjudicarlo. Y es así como Ifá establece que la envidia es una de las peores emociones que puede sentir un buen devoto.

Dos leyendas que nos dejan un mensaje sagrado para reflexionar, el respeto a los mayores para lograr alcanzar nuestro destino, mientras que la envidia nos perjudica, nos hace daño y es un sentimiento que debemos mantener alejado de nuestro corazón.

Contenidos más leídos:

error:
Enviar este mensaje
Hola, necesito consultarme. ¿Puede enviarme la información y el precio de las Consultas Espirituales guiadas por una Santera Espiritista? Gracias. Ashé🙏