Saltar al contenido

Ogbe Osa ► El Ifá donde a Kawó Silé se le sacrifica carnero

Por: Ninette Caren Fernández

Kawó Silé en Ogbe Osa

Por este camino se narra la vida del mono, el bejuco, la ceiba, el carnero y Kawó Silé el Orisha del fuego.

Estos cinco personajes eran amigos, quienes compartían mucho en común.

Pataki donde la traición es castigada por Shangó

En el tiempo en el que se desarrolla este pataki existían muchos conflictos bélicos sobre la tierra.

El obba del reino donde vivía Kawó Silé poseía la creencia que sacrificando al mono se resolverían todos los problemas y volvería a existir la paz.

El carnero quien era su amigo decidió conspirar en su contra, pues el rey había ofrecido una suma significativa de dinero a quien le trajera el sujeto en sacrificio.

Con el paso de los días la búsqueda y captura del mono fue cobrando mayor interés y casi todo el pueblo se había encausado en el cumplimiento de esa tarea.

La mentira y el engaño tienen patas muy cortas

Entonces el carnero comenzó a buscar la forma de adelantarse a sus contrincantes y le pidió al rey que le gestionara una caja y unas pulseras de oro, objetos que emplearía como señuelo para capturar al mono.

Cuando estuvo frente al mono le mostró el contenido de la caja, este por curioso se abalanzó sobre esta y en un descuido cayó en su interior.

El carnero rápidamente cerró la caja y como necesitaba algo para amarrarla pidió la colaboración del bejuco a cambio de unas cuantas monedas de oro.

De camino hacia el palacio el carnero pasó por el camino donde estaba la ceiba, el mono quien no se había quedado conforme con lo sucedido no hacía más que llorar y gritar.

Shangó hace justicia por la deslealtad del carnero ¡La traición se paga!

De repente el árbol sagrado de la Osha escuchó las súplicas desesperadas del mono y en secreto envió un mensaje a Kawó Silé para que intercediera a favor de su amigo el mono.

El Orisha del fuego se encolerizó al saber las patrañas tramadas en contra del mono y lanzó uno de sus rayos sobre la caja que llevaba el carnero haciendo pedazos el bejuco.

El mono tras el estruendo salió de un brinco.

Entonces Kawó Silé tomó al carnero y lo llevó ante el rey, haciendo el trato con el mismo de que si le sacrificaba el carnero él erradicaría la guerra y así sucedió.

Desde ese día no existieron más conflictos en el pueblo y a partir de entonces se le comenzó a inmolar carnero a Shangó.

Conoce más sobre Shangó, el guerrero dueño del fuego:

Kawó Silé en Ogbe Osa
Etiquetas
error:
Copy link