Saltar al contenido

4 Oraciones para tener un Martes bendecido ¡Para el día y la noche!

Por: Ninette Caren Fernández

Oraciones de martes

A través de estas cuatro oraciones entregamos en las manos de Dios el segundo día de la semana para que el padre Todo poderoso nos cubra de bendiciones y coloque en nuestro camino la salud, la unión familiar y la buena fortuna.

Oración para obtener el favor de Dios

Hoy martes Señor lo declaro como un día de victoria, un día donde pueda decirte que he ganado la buena batalla de la fe y pueda ponerme una corona de ganador y levantar mis manos al cielo para verte a ti Señor y decirte que no te he fallado, que, aunque falle y cometa errores nunca dejo que eso me aparte de los caminos de Dios.

Gracias Señor por las fuerzas y las bendiciones que me darás hoy.  Amén.

Plegaria para un Martes de pruebas de fe

Señor Jesús gracias por esta hermosa mañana de martes, porque estamos vivos para ver el esplendor de tu maravillosa creación.

Te adoramos y alabamos. Bendito sea el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo.

Apreciamos todo lo que tú continúas haciendo por nosotros, padre celestial.

Confiamos completamente en ti, porque creemos que somos más fuertes de lo que jamás hemos sido, ya que estamos parados en el poder de tu palabra. Amén.

Rezo para entregarse al Señor

Oh padre, confiamos en ti y te encomendamos todas nuestras obras de este martes, entregamos hasta las tareas más pequeñas en tus manos.

Ayúdanos dulce espíritu santo, a estar atentos a tu pequeña pero dulce voz, que dirige tu camino hoy.

Permítenos venir audazmente ante tu gran trono y recibir las bendiciones que tú bondadosamente provees.

En el incomparable y poderoso nombre de Jesús oramos. Amén.

Súplica a Dios para una noche de paz

Querido Señor vengo a ti hoy martes antes de dormir, te suplico e imploro que me perdones por todo lo malo que he hecho en el trascurso del día si herí a alguien, pero especialmente a ti, querido padre celestial, sé que tú me perdonas de todo corazón y por eso me siento bendecido.

Humildemente acudo a ti a darte las gracias por todas las cosas que me ocurrieron durante ese día, también te pido por mi familia y amigos, por la sanación de todas las personas que se encuentran delicadas de salud para que sean sanados en mente, cuerpo y espíritu, ya que solo tú puedes hacer eso, Dios mío y padre mío, pido que el odio en este mundo se transforme en respeto y unidad para que podamos vivir en paz.

Gracias Señor por escuchar mis súplicas antes de retirarme a descansar, permíteme un nuevo amanecer. Gracias por todo. Amén.

Otros rezos poderosos a Dios para nuestro bienestar:

Oraciones de martes
Etiquetas
error:
Copy link