Saltar al contenido

7 Remedios Caseros para el dolor de pies cansados ¡Aliviemos la tensión!

Por: Claudia Rodríguez

Remedios caseros para el dolor de pies cansados

El estrés es un estado emocional adverso que puede provocar alteraciones musculares o posturales, entre otras y puede traernos problemáticas asociadas a todas las partes de nuestro cuerpo.

El organismo humano reacciona creando una serie de cambios que afectan directamente a nuestros pies y a nuestra forma de caminar, ya que la presión que sentimos debe ser compensada mediante un esfuerzo músculo esquelético mayor que se traduce en un aumento de cansancio, dolor, pesadez, etc.

Por ello, los remedios para pies cansados nos han acompañado a lo largo de la vida gracias a nuestras mamás o abuelas que nos aconsejan desde pequeños las mejores formas de aliviarnos.

Y es que se dice que también en los pies se acumulan las emociones y son los responsables de cargar nuestra energía. Si nos sometemos a mucha presión y carga emocional, nuestros pies sentirán el peso del estrés y de la mala vibra acumulada.

¿Por qué se cansan nuestros pies?

Los pies pueden llegar a sentirse más cansados que otras partes del cuerpo, por lo que consentirlos con algún remedio natural, es la mejor opción para evitar sentirnos cansados y molestos.

  • Existen rituales ancestrales que purifican y relajan nuestros pies y que se han pasado de generación en generación, pues tienen su origen en la herbolaria u otras creencias antiguas.

Los pies son nuestra conexión con la madre tierra y con nuestro lado más espiritual, por lo que permiten que salga la mala vibra que podamos cargar encima.

Estos pueden sentirse cansados por varios factores:

  • Algunos sumamente habituales como un esfuerzo al que nuestro cuerpo no esté acostumbrado, dígase de largas distancias, comenzar una nueva rutina de ejercicio o permanecer de pie por muchas horas.
  • Estar sentados durante horas, lo que hace que la circulación de la sangre sea menor, causando dolor o esa sensación de adormecimiento.
  • Pueden verse afectados por la presión de la mala vibra que recogemos al acudir a algún lugar o al encontrarnos con determinadas personas y que no logramos despejar.

Por ello debemos tener en cuenta que siempre nos ayudará, conocer algunos de los remedios más populares y espirituales que aliviarán el cansancio de nuestros pies y que también despejarán esa mala energía y la presión que los oprime.

Remedios para pies hinchados o doloridos:

Remedios para pies cansados con flores

Existen remedios ancestrales para aliviar el cansancio de nuestros pies y a la vez despejar esas energías que nos oprimen y nos hacen sentirnos tensos y malhumorados.

Al aliviar nuestros pies, sentiremos cómo desaparece la carga negativa de todo nuestro cuerpo.

1. Aplicar hielo para desinflamar

El hielo es uno de los remedios más antiguos y efectivos.

Tiene unos efectos, principalmente de vasoconstricción, es decir cierra un poco el calibre de los vasos sanguíneos, y en general podemos decir que la aplicación de este elemento tiene un efecto de reducción del dolor, de la inflamación y de la hinchazón que se producen inmediatamente después de hacerse una lesión.

  • El hielo además limpia espiritualmente y permite que nuestros pies se sientan ligeros.

2. Masajear los pies para relajar

Masajear nuestros pies cada día con una pequeña cantidad vinagre o con aceite esencial de coco o argán nos ayudará a relajarlos y a eliminar esa mala energía que los aqueja.

Estos masajes son muy sencillos, solo debemos:

  • Pasar los pulgares desde el talón hasta los dedos ejerciendo presión.
  • También podemos ayudarnos de los nudillos y movilizar las articulaciones de los dedos.

Las propiedades y poderes de los aceites y el vinagre contribuyen, además, a limpiar y a purificar.

Estos productos tienen un cierto poder hidratante y regenerador de la piel que eliminará las pequeñas fisuras y evitará cualquier herida.

3. Andar descalzos para eliminar la mala vibra

Por casa, por la playa, por alguna zona sin demasiadas piedras o elemento que puedan hacerte daño, intentemos andar descalzos por un rato para expulsar de nuestros pies cualquier rastro de mala vibra y además conectarnos con nuestro lado espiritual.

  • Así nuestros pies se tonificarán y serán más fuertes y eliminarán de manera natural el exceso de piel seca y dura de la planta de los pies y los talones.

4. Un baño caliente para aliviar los dolores

La manera más fácil de aliviar el dolor y relajarnos, es a través de un baño de tina caliente.

Podemos añadir en una tina de baño nuestros aceites esenciales preferidos que nos ayudarán y nos relajarán, también podemos ponerle flores como las rosas y los girasoles que son portadores de gran energía.

Si deseamos también agregamos una taza de sal marina para activar la desinflamación del cuerpo. Y en este tiempo también podemos mimar un poco a nuestros pies.

Relajemos nuestro pies en una cubeta o recipiente con:

  • Agua caliente,
  • sal marina y
  • vinagre de manzana

Y poner en ella nuestros pies, dejando que se relajen y purifiquen.

Este preparado reduce el cansancio, dolor, calambres y los síntomas de venas varicosas y a la vez desbloquea la energía negativa para que abandone nuestro cuerpo.

Baños de pies con hierbas para que la carga pesada se aleje:

También tras una dura jornada, si sentimos inflamación en los pies, podemos sumergirlos en baños de 15 o 20 minutos en agua templada con un poco de sal para eliminar la molestia y limpiar los rastros de mala vibra.

Algunas plantas son poderosas para los baños espirituales de pies como la manzanilla, la salvia, y la menta, solo debes elegir la planta a utilizar y hervirla en un poco de agua, cuando esté tibia sumerge los pies en esa agua preparada al menos durante 15 minutos y sentirás un gran alivio.

5. Cepillado en seco para activar la circulación

Este remedio es de los más recomendados para activar la circulación en las piernas.

  • Lo único que necesitamos es un cepillo para cabello de cerdas naturales y finas, para cepillar las piernas desde los dedos de los pies hasta los muslos.

Si mimamos así a nuestros pies a diario durante 10 o 15 minutos notaremos que el cansancio se alivia y las ondas que nos presionan se despejan.

6. Mantener los pies en alto para aliviar la pesadez

Mientras estemos descansando, podemos elevar nuestros pies para favorecer la circulación sanguínea y aliviar el cansancio y la pesadez.

Podemos utilizar una almohada e incluso la pared para subir un poco los pies y aliviarlos.

7. Estiramientos para evitar molestias

Los estiramientos alivian la tensión que sufren los pies y evitan que la presión los hinche.

Algunos de los más sencillos y eficaces para realizar en casa son:

  • Agarrar los dedos de los pies con la mano y doblarlos hacia el empeine.
  • Sentados en el suelo con la ayuda de una toalla, elevamos el pie hacia la espinilla flexionado el tobillo.
  • Al borde de un escalón apoyamos las puntas de los pies y dejamos caer los talones.
  • Realizamos movimientos circulares con los tobillos.
  • Rodamos una pelota sobre toda la planta.

Los Baños espirituales también son poderosos para relajar nuestro cuerpo:

Remedios caseros para el dolor de pies cansados
Etiquetas
error:
Copy link