Saltar al contenido

Aprendamos a ser más humildes «Nadie nació siendo grande»

Aprender a ser humilde

La humildad es una característica que toda persona debe poseer para caminar con paso firme por la vida y para mantenerse en armonía con él mismo y con sus iguales. La confianza, la sencillez y la honradez nos hace mejores personas.

Aquellos que son humildes se ganan la confianza de sus pares y el apoyo de las demás personas. Además, por lo general tienen menos conflictos en su vida diaria y, por tanto, disfrutan cada jornada de una existencia placentera.

5 Consejos: Aprender a ser humilde

Cuando sientas que te está faltando la humildad y necesites reflexionar sobre las situaciones de la vida que te lo recuerdan, puedes seguir algunos de estos consejos para ser más humilde y sencillo:

1. No se valora a las personas por sus bienes materiales

Las cualidades de una persona no tienen por qué estar asociadas a sus bienes materiales ni a su estatus social. Se debe valorar más a una persona por su personalidad que por sus pertenencias. La humildad está dada por cómo tratamos a todos aquellos que son nuestros iguales en la sociedad.

2. Mantén relaciones de igualdad en sociedad

Las relaciones de igualdad demuestran que somos confiables y sinceros hacia los demás y que valoramos sus criterios y experiencias.

Debemos evitar los aires de superioridad para convivir en armonía. Recordemos que todas las personas merecen un trato respetuoso.

3. No siempre tendremos la razón

Es importante reconocer las opiniones ajenas y saber que no siempre tenemos la razón. Respetar los criterios de otras personas nos hace más humildes, más sabios y más grandes.

4. Confiemos en los demás

No debemos pensar siempre con desconfianza en aquellos que nos rodean. Al contrario, démosles un voto de confianza a las personas sin hacer juicios negativos de cada uno. Así estaremos demostrando humildad y sencillez.

5. Seamos generosos

La generosidad representa humildad, y así debemos compartir lo que tenemos con alguien que lo necesita. Entender a los demás y sus necesidades nos brinda grandeza y amor a nuestro corazón.

Una persona bondadosa que actúa con generosidad logra entender que los detalles de la vida son las cosas que realmente importan.

La humildad en la práctica Yoruba

La religión Yoruba también responde a los mandamientos de Ifá, que son como las reglas de la Ocha-Ifá para todos los practicantes y creyentes, los cuales deben respetarlas para seguir satisfactoriamente el camino de su fe.

Y estos mandamientos de Ifá tienen como base la humildad y el respeto a los demás, pues fueron hechos para mantener el balance y la paz en la vida en la tierra.

De hecho, uno de los preceptos dice:

–          Awó debe ser humilde

El Babalawo, Santero o Santera no puede ser soberbio, al contrario, la religión yoruba aboga por la modestia y la honradez de sus integrantes.

Entre hermanos religiosos se deben ayudar y dejar a un lado la envidia, la competencia y actuar con amor y humildad hacia todo lo que nos rodea.

Contenidos más leídos:

error:
Enviar este mensaje
Hola, necesito consultarme. ¿Puede enviarme la información y el precio de las Consultas Espirituales guiadas por una Santera Espiritista? Gracias. Ashé🙏