Saltar al contenido

Canciones dedicadas a Eleguá ¡Devoción al Orisha abre caminos!

Por: Claudia Rodríguez

Canciones a Eleguá

Hijo Elegguá, mi santo Elewa, mi vida Elewa, Maferefun el rey de los caminos

La ley de mi destino, Rojo y negro como el tinto vino

Quien me abre los caminos con su garabato

Jícara de aguardiente, humo de tabaco, vestido de saco

Quien me deja ver cuando estoy opaco, Síguele los pasos, pídele salud

Y que te aleje de los malos ratos.

Así expresa el popular grupo cubano Orishas, su devoción a la deidad que abre los caminos en el panteón yoruba, el guerrero protector y mensajero de la Ocha, Eleguá.

Oda a Eleguá desde la canción y la fe

Y es que la música afrocubana, reconocida como la máxima expresión cultural de esta Isla, sintetiza numerosas influencias africanas que se unieron y adaptaron a los ritmos caribeños.

Por ello es natural apreciar la oda a las deidades yorubas y los ritmos y sonidos propios de la música africana en las composiciones de la cancionística cubana.

Además, instrumentos como las claves, los bongós o el tres, son mezclas afrocubanas, además de la marímbula, que sí llegó directamente de África para quedarse en las canciones cubanas.

Por ello podemos percibir en las canciones actuales de todo género y en los cientos de composiciones cubanas que han hecho historia, los toques de tambores de las ceremonias litúrgicas lucumíes, los ritmos de congas o ñañigas y el reconocimiento a la cultura y religión africana.

Son muchos los intérpretes cubanos que han decidido cantarle con ritmos afrocubanos a Eleguá y expresar de ese modo su devoción por uno de los más importantes exponentes del panteón yoruba.

Pero… ¿Qué representa Eleguá en la Santería?

Eleguá abre caminos
Eleguá se representa como un niño y también como un guerrero

Eleguá es la protección primera, quien abre los caminos para continuar en la religión, por lo que los no iniciados deben recibirlo o consagrarlo como primero.

Es el dueño absoluto de los caminos y el destino y es quien cierra o abre el astral para la felicidad o infelicidad de los seres humanos. 

Eleguá nos guía hasta llegar a nuestro destino y nos abre las puertas de la suerte y la prosperidad.

Eleguá también se convierte en un guerrero temible y feroz cuando se une a Oggún y Oshosi, nada lo detiene, pues es un Osha del grupo de Orisha Oddé, a los que se le llama Los Guerreros.

Es el orisha que vive en la mayoría de los casos detrás de la puerta, amparando desde allí el ilé (hogar) de quien lo posee.

5 Canciones y cantos para el Orisha de los caminos:

Por sus inmensos poderes, los artistas y cantantes devotos de la Regla de la Ocha (santería) han decidido ofrendarle al santo algunas de sus más importantes composiciones.

Son muchos los cantos que, a lo largo de los años, se han popularizado como homenajes al Orisha que abre los caminos, muchos de los cuales han ganado fama internacional.

Conozcamos algunos de los más populares intérpretes que le han cantado a Eleguá:

El grupo «Orishas» y su canto para Eleguá y Shangó

Orishas es un grupo cubano de hip hop formado por cuatro jóvenes y cuya idea central es mezclar la música tradicional cubana y el hip-hop, a ello agregarle un toque afrocubano con menciones a determinados integrantes del panteón yoruba y ritmos y composiciones propias de la música africana.

El grupo adquirió reconocimiento nacional e internacional y se ganaron públicos de todas partes con sus canciones muy cubanas, plenas muestras de identidad.

“A Lo Cubano” ha sido uno de los discos más famosos de Orishas, y ayudó a dar a conocer la cultura e identidad cubana en muchas partes del mundo.

Quizás una de las canciones más populares de Orishas es Canto para Eleguá y Changó, ideada para resaltar los poderes del Orisha que abre los caminos y del Rey del Trueno y los tambores.

Letra de la canción «Canto a Eleguá y Shangó«

Esta canción es una muestra de fe del grupo musical «Orishas» y una ofrenda a ambas deidades:

Hijo Eleggua, mi santo Elewa, mi vida Elewa

Maferefun el rey de los caminos, La ley de mi destino

Rojo y negro como el tinto vino

Quien me abre los caminos con su garabato

jícara de aguardiente, humo de tabaco, vestido de saco

Quien me deja ver cuando estoy opaco, Síguele los pasos, pídele salud

Y que te aleje de los malos ratos,

Pido yo la bendición pa’ expresar mis sentimientos

To’ lo que mi pidas, dalo por hecho

No profeso, mi filosofía cuando se trata de Echú

Maferefun Eleggua

Canto pa’ Eleggua y para Changó

Canto de verdad lo digo yo

Lo que digo es lo que pienso

Lo que pienso es lo que siento

Canto pa’ Eleggua y para Changó

Canto de verdad

Yo como un rayo digo loco lo que siento

Mi voz que ruge como el viento

Blanco y rojo represento

Changó virtuoso potente como un oso

Bien perezoso, jocoso, fogoso

Santa Bárbara bendita es tu Changó

Guía por el buen camino a tus hijos como yo

Dale la luz señora de virtud

Fuerza, esperanza, en ti confianza, con tu espada avanza

Mi miko e tan fuerte como el machete e´ Ogún

Y son tan dulces como el melao de Ochún

Soy un Orishas, tu boca cierra

Enviado por Olofi para gobernar la Tierra

Canto pa’ Eleggua y para Changó x2

Canto de verdad lo digo yo x2

Lo que digo es lo que pienso

Lo que pienso es lo que siento

Canto pa’ Eleggua y para Changó

Canto de verdad

Tonada para los Orishas

Que llevo en el corazón con amor

Pido que me dé salud e inspiración

Y también la bendición

Pido para todo aquel que tiene fe

Lo mismo que para mí, tú lo vez

Para el necio y el cobarde

Que jamás estén aquí

Orishas llega con su letra del año underground

Pa’los que han sido traidores no durarán un round

Yo protegido me encuentro por la naturaleza

Y con firmeza, pa’ to los buenos donaré mi inteligencia

Que el fruto de la paciencia esté en tus manos

Mucho trabajo y sufrimiento a los orishas le ha costado

Poder estar en el lugar que se han ganado

Aunque montones de veces tropiece con ese que crece,

de ese que fallece, a veces docenas de veces

Veces no merece la que acontece, aunque estreses

Pa’ los Orishas su boca no crece

Recordarás mi voz, antes que reces, antes que reces, reces

(Coro)

Lázaro Ros y su homenaje a Elegba, la protección primera

Cuentan que el akpwon mayor, Lázaro Ros, tenía hecho Oggún, y su nombre de santo era Osha Niwe.

Por su manera de cantar y de resaltar la tradición afrocubana en su arte, ha trascendido como el más grande akpwon (cantante) de música lucumí y arará de Cuba.

Pero no solo sus aportes fueron en el ámbito de la canción, sino que es autor de las obras para teatro: El Alafín de Oyó y Arará. Se desempeñó como profesor de la Escuela Nacional de Arte, del Instituto Superior de Arte y del Folk Cuba.

Realizó varios discos durante su vida dedicados a los más importantes integrantes del panteón yoruba. Uno de ellos es Canto a los Orishas, integrado por canciones dedicadas a:

  • Obatalá, Obba, Yewa, Iroco, Oya, Yemayá, Oshun, Olofi, Orula, Oggun, Elewa, Orishaoko, Babalú Ayé, Dadda, los jimaguas Ibeyis, Shangó y Aggayú Solá

Celina González y su canto «El hijo de Eleguá«

Celina González, la exitosa cantante y compositora cubana más conocida como la reina del punto cubano, dedicó su carrera a destacar en sus composiciones, el rol de la religión y cultura afrocubana proveniente de la Regla de Osha o Santería.

Desde muy joven Celina González fue simpatizante de la religión afrocubana y contaba que se le apareció la Virgen católica de Santa Bárbara sincretizada en la Regla de la Ocha con el gran guerrero Changó, dueño del fuego, del trueno, el rayo y de los tambores, para decirle que triunfaría en su carrera artística si le dedicaba cantos de alabanza.

Así surgió el famoso canto a Santa Bárbara o “¡Que viva Changó!” junto a Reutilio su esposo.

Y también dedicó muchas otras canciones al panteón yoruba como “La reina del mar” dedicado a Yemayá y la Virgen de Regla, y “A la Caridad del Cobre” la patrona de Cuba, además de exponentes de otros autores como “Lágrimas negras” y “Me tenían amarrao con P”.

Letra de “El hijo de Eleguá” de Celina:

A Eleguá, dueño de los caminos, Celina le dedicó “El hijo de Eleguá”, canción que expresa la fe de los devotos en el guerrero Orisha:

Yo soy el hijo de Eleggua, Yo trabajo con Oggún

Yo soy el negrito guapo Chambele

Que rompo piedra con los pies

Me llaman el rompe monte, Me dicen el invasor

Yo soy el negrito bueno, El hijo del Salvador

Chambele, Chambele, Chambele, Chambele
Yo trabaja bonito en lo baconú
Sarayeyeo en lo baconú
Que yo vence lo malo en lo baconú
Sarayeyeo en lo baconú
Yo trabajo en candela en lo baconú
Moyubba Eleggua
Moyubba Oshosi
Moyubba Oggun
Laroye

Mercedita Valdés y sus cantos al pequeño Elegguá

La gran Merceditas Valdés que su padre en el santo era Shangó, y su nombre de santo era Okan Tomi, se le conoce aún como la Pequeña Aché de Cuba, como le llamó el antropólogo Fernando Ortiz.

Ganó el primer premio en la Corte Suprema del Arte, con las obras Babalú, de Margarita Lecuona, La negra Merced, de Ernesto Lecuona, y El churrero, todas importantes exponentes de la mezcla musical afrocubana.

Fue miembro de los grupos Yoruba Andabo, Los Amigos, ORU, dirigido por el compositor y guitarrista Sergio Vitier, con el cual en 1988 viajó a España y Canadá.

Entre sus temas más populares se encuentra “A Eleguá”, una oda al Orisha que abre los caminos. También destacan entre sus canciones dedicadas a adorar al guerrero de la Ocha:

  • Invocación a Eleguá y Changó
  • Elegua, el niño de Atocha
  • No hay Orisha como Elegua
  • Canto yoruba a Elegua

Celia Cruz y su ¡Saludo a Eleguá!

Celia Caridad Cruz Alfonso, o Celia Cruz, nació el 21 de octubre de 1925 y empezó a cantar muy joven en la estación de La Habana Radio García-Serra en la conocida “Hora del Té”.

Unos años después era reconocida como La Reina de la Salsa y la Guarachera de Cuba, siempre destacando a la cultura afrocubana con sus letras.

Con las Mulatas de Fuego, y en Radio Cadena Suaritos, interpretaba coros yorubas y ritmos de batá, reafirmando el lugar de la música afrocubana.

Celia interpretó canciones tan populares como Quimbara, Burundanga, la vida es un Carnaval y la Negra tiene tumbao, e hizo famosa la frase cubanísima “Azúcar” a nivel mundial.

La también llamada Reina de la Salsa, falleció el 16 de julio de 2003 a sus 78 años de edad, dejando un repertorio que puso en alto la verdadera identidad cubana.

A Eleguá, Celia Cruz le dedicó varias de sus canciones como “Eleguá” y “Eleguá quiere Tambó”. Pero la más famosa es “Saludo a Eleguá”, en la que mostraba la mejor forma de dirigirse al guerrero dueño de los caminos.

Letra de la canción de Celia Cruz: Saludo a Eleguá

Con tres toques en el suelo, Se hace el saludo a Eleguá

Para que abra la puerta, Que la semana comienza ya

Eleguá, guerrero divino, Que franquea el camino

Y con el que siempre, siempre, Hay que contar

Eleguá, pequeño gigante, Parado en la esquina

Busca de juguetes, Dulces y algo más

Eleguá, de Dios preferido, Niño consentido

Que sin su permiso, No se puede andar

Ante usted, Eleguá, Todos preguntamos

Tres toques le damos

Y usted nos responde, de verdad

Ante usted Eleguá, Todos saludamos

Las gracias le damos, Dulces y juguetes y algo más

Eleguá (laroye) x3

Conoce más sobre el pequeño gigante Eleguá:

Etiquetas
error:
Copy link