Saltar al contenido

¿Sabes por qué se le entrega chivo capón a Oshún? Y otros sacrificios

Chivo capón Oshún

Oshún es la reina y Orisha dueña de las aguas de los ríos, de la sabrosa miel, de todo lo dulce y de la risa que alegra la vida, pero ella con su poder también mata y castiga a quien le agravia y desobedece.

Esta hermosa diosa africana del panteón yoruba es pasión, ternura, amor, pero también es llanto y castigo, porque pasó por muchas vejaciones y sufrimientos.

La bella orisha Oshún puede transformar situaciones adversas de la vida y la naturaleza en situaciones agradables mediante sus energías de amor.

Es ella la diosa del amor y capataz de los Egún (espíritus), quien con su energía participa en la creación del feto en el útero y es salvaguarda de las mujeres en estado de gestación.

Oshún con su gran poder salvó a varios Orishas de peligros:

  • Salvó a Asojano de la muerte, del mundo de destrucción y desgracia,
  • salvó a Oyá la diosa de la centella de sus secuestradores,
  • salvó el amor de Oggún el amo del hierro y Yemayá la diosa del mar.

Y todo esto lo logra a cambio de su cuerpo hermoso y sensual, por eso a la vez es muy sufrida.

Siendo la menor del Panteón yoruba puede suplir a los demás Orishas y es considerada por todos ellos.

A Oshún se le sacrifican animales en la Regla Osha-Ifá como:

  • Chivo (ounko), pero capón (castrado),
  • gallinas (adié),
  • paloma (eyelé),
  • guinea (etú)

En casos específicos en nuestra religión yoruba existen «tratados» con los Orishas dependiendo su camino y del Oddun que nacen.

En el caso de Oshún en estos tratados también se le sacrifica:

  • Owiwi (lechuza),
  • Eyá Bo (Pargo),
  • Ayapa (jicotea),
  • Agbeyami (pavo real),
  • Eiye Oba Orere (faisán),
  • Arukó (gallinuela).

Pataki: La historia yoruba de por qué Oshún come chivo capón

Existe un pataki donde se dice que una mujer que se llamaba Adifa vivía junto con el matrimonio de Orunmila y Oshún.

Orunmila siempre le decía a Oshún que, si ella moría algún día, él se iba a castrar para no tener más mujeres en su vida.

Un día Oshún muere y se convierte en río, pero Orunmila olvida su promesa y comienza a vivir con Adifa.

Ozain un día canta:

«Okurin Kuele eko Adifayoko Oshún»

Y Orunmila al escucharlo se acuerda de lo prometido a Oshún.

Se consulta y le sale el Oddun Ogbe Yono, donde Oshún le reclama lo prometido por él mismo.

Entonces Ifá le aconseja que compre un chivo y lo castre y que sus testículos los envuelva en uno de sus calzones y se los diera a la tiñosa (alakasó), para que los llevara a Olofin como prueba de su promesa.

Orunmila grita por todos lados que está enfermo y que tenían que buscar al chivo castrado, vestirlo con sus ropas y entregarlo al río para que Oshún lo recibiese.

Así es como Oshún queda conforme y desde ese día se le ofrenda a Oshún chivo capón.

Tratado del chivo capón de Oshún

El chivo que se le ofrece a Oshún debe haber sido capado algún tiempo antes para que no tenga ese olor tan fuerte que no le gusta a Oshún.

En caso de no estar capado y que se necesite en ese momento el chivo lleva un rezo antes de entrarlo al cuarto de Sodo Orisha (Ceremonia del Asiento de Osha), pero queda prohibido caparlo en la puerta del cuarto. 

Conoce más sobre la Orisha Oshún, la diosa del amor en la Santería:

Chivo capón Oshún
error:
Copy link
Powered by Social Snap