Saltar al contenido

¿A manos de quienes surgieron los Siete Pecados Capitales? 7 Demonios

Demonios de los 7 pecados capitales

Los siete pecados capitales son el conjunto de los males que corrompen al ser humano alejándolo de Dios.

Estos vieron sus orígenes a través de la intercesión demoníaca sobre la tierra, siendo estos entes malignos los responsables de su creación e inoculación sobre la tierra. 

Nombre de los Demonios de los 7 pecados capitales y su significado

Cuáles son los pecados capitales y su significado

1. Lucifer el ángel que cayó del cielo por soberbia

Lucifer era el más bello y sabio de los ángeles creados en las huestes del todopoderoso.

Este comenzó a sentir que era superior a sus semejantes debido a que su capacidad de trabajo y conocimientos iban más allá de los límites imaginados.

Un día se vio en la posibilidad de superar a Dios y comenzó a organizar una revuelta para derrocarlo, la que finalizó en su expulsión del reino de los cielos desde donde fue lanzado hacia los confines de la tierra.

  • La soberbia fue el sentimiento negativo que lo corrompió por dentro, de ahí se cree que surgió este como el primer y mayor de los pecados capitales.

2. Asmodeo el demonio de la Lujuria

Asmodeo es un demonio que hace su representación a través del Libro de Tobías.

Su origen se remonta al pasaje donde se enamora de Sarah, hija de Raquel, y comienza a hostigarla pues cada vez que la joven contrae matrimonio, asesina al esposo durante la noche de bodas.

En este pasaje llegó a matar a siete hombres, impidiendo que se consumara el matrimonio entre estos y Sarah.

Al paso del tiempo Sarah se promete a un joven llamado Tobías, este que ya conocía el interés del demonio por su amada mediante la ayuda del arcángel Rafael, es capaz de vencer al demonio.

  • Este demonio se representa como fuente excesiva del deseo carnal y de los pensamientos impuros, se cree que a partir de su comportamiento nació el pecado capital llamado Lujuria.     

3. Belcebú el artífice de la gula

Belcebú es el demonio conocido como «El Señor de las Moscas”, apodo que surge pues la carne de los sacrificios que antiguamente se realizaba a las deidades se dejaba pudrir, entonces los recintos para la adoración se encontraban infestados de moscas.

Este es uno de los demonios que en los pasajes bíblicos se describe como el Príncipe de los demonios.

  • Se vincula con la gula debido a la descomposición descrita anteriormente que sufren los alimentos.

Lo que se compara metafóricamente con el acto desenfrenado de acaparar comida y el resultado de dicho pecado en el alma de los hombres.

4. Mammon el más avaricioso de los hijos de Satán

La avaricia no es más que el deseo deshonesto e insaciable de poseer objetos materiales.

Principalmente artículos de valor y dinero, es Mammon el demonio responsable de su creación pues se cree que su alma fue la primera en ser esclavizada por el dinero.  

Esta entidad demoníaca ofrece favores a los hombres a cambio de su alma y dinero, llegando a propiciar múltiples fechorías sin llegar a sentir la más mínima pizca de arrepentimiento.

5. Belfegor victimario inmune de la pereza

Es un demonio que promete riquezas, vida eterna y ofrece ayuda al hombre para hacer realidad descubrimientos y obtener fama debido a dichas innovaciones, este seduce sus almas hasta corromperlas finalmente.

  • Belfegor posee especial interés en la pereza, pecado capital del que es victimario.

Su trabajo consiste en esparcir discordia y crear apatía en los seres humanos por todo hasta llegar a provocar rechazo por realizar acciones en favor de ellos mismos, hecho que los conduce hasta una muerte por desinterés.

6. Amon el discípulo iracundo

Amon es uno de los discípulos más fieles de Satanás, este ostenta el título de marqués del infierno, comandando a su cargo cuarenta legiones de demonios, los que se encuentran en constante lucha para derrocar las fuerzas del bien.

Este posee la facultad de conocer secretos íntimos del pasado y del futuro, herramientas que aprovecha para sembrar la ira en el corazón de los mortales.

Siendo este el pecado capital del cual se enorgullece.

7. Leviatán el príncipe del infierno, dio a luz la envidia

Leviatán es descrito en la literatura como una bestia que vive en la profundidad del océano y gusta de hundir los barcos.

Se cree que este es la reencarnación de la serpiente que incitó al pecado a Adán y a Eva en el paraíso.

  • Este demonio representa las fuerzas preexistentes del caos, mediante la envidia, sentimiento que hace aflorar en los desfavorecidos que niegan la ayuda que el creador ofrece haciéndolos perderse en la vida.

Conoce algunos de los poderosos Santos que nos protegen:

Demonios de los 7 pecados capitales
error:
Copy link
Powered by Social Snap