Saltar al contenido

La Regla de Osha: Lazos que nos unen

La regla de osha

En 1995, Fernando Ortiz en su libro “Los negros brujos” diferenciaba «los brujos fanáticos» o «de buena fe» y lo hacía pensando en aquellos mayores africanos recalcitrantes, llenos de saber, firmes en su fe y los que consultan, consagran, y realizan demás prácticas religiosas, abusando la fiabilidad de sus iniciados y después de tantos años la situación perdura, es una vergüenza decirlo, pero así es.

Hermandad entre religiosos

La Regla de Osha como conjunto de sistemas religiosos, se ha visto modificada por nuevas modas y costumbres, las tradiciones afrocubanas que nos identifican sufren cambios que van en contra de las reglas y normas que nos heredaron nuestros mayores y ancestros. 

«El Awó que bien actúa, descansa en paz y el qué mal actúa sufrirá remordimientos” 

En el signo de Ifá Ofun Funda cita esta enseñanza, porque cuando esta unión se daña se rompe el vínculo ante Ifá, Osha y Egguns.

Un lazo para toda la vida: Padrinos y ahijados

La unión entre madrina/padrino y ahijado es sagrada, ante todo se deben obediencia y respeto. En este lazo religioso se debe trabajar en equilibrio para que los iniciados en la religión logren alcanzar el saber y la capacidad de conducirse el día de mañana como verdaderos Iyaloshas/ Babaloshas, Oriates y Babalawos.

Este lazo fortifica las bases de la sabiduría y el aprendizaje de los iniciados.

Es oportuno mencionar que como malas prácticas, son muchos los mayores que utilizan a sus ahijados iniciados y los toman como recaderos, manteniéndolos en la ignorancia y privándolos de las enseñanzas para tenerlos bajo dependencia con los ojos vendados.

La separación del lazo entre padrino y ahijado varían según las condiciones internas y externas que lo provoquen, que pueden ser tanto familiares, económicas o sociales.

Actualmente se manifiestan disputas de todo tipo rompiendo la sagrada unión entre ambos religiosos, un lazo que jamás debería romperse y que debe fomentarse en el amor y la fe.

También existen problemas entre nuestros «hermanos de santo», que a pesar de estar bajo la protección y el mandato en común con su Iyalosha/ Babalosha se muestran en desacuerdo, o riñen entre ellos prevaleciendo recelos y falsedades.

La religión y las luchas de poder

No puede negarse que en estos momentos en nuestra religión «La Regla de Osha» existe mucha desigualdad, competencia y enemistad. Nuestras raíces Afrocubanas se van perdiendo a medida que crece la falta de ética y moral.

Muchas son las diferencias basadas en fuentes bibliográficas, prácticas ancestrales e informaciones sobre los Orishas a la hora de realizar consagraciones y ritos religiosos, defendiendo cada uno su poder se suele decir «esta es mi casa de Santo”.

Las reglas de Osha son el legado de nuestros mayores.

Cada casa defiende sus reglas, sus normas y prohibiciones particulares, más unas tienen tendencia a Osha -Ifá otros solo a Osha, exclusivismo y hambre de poderío.

La lucha de poder provoca desavenencias, otros se niegan a perder la autonomía que disfrutan en su Ilé religioso (casa religiosa).

Recordemos: Nuestra religión es una sola, «No hay religión mala, sino malos religiosos».

La Regla de Osha y sus principios no se traicionan, no debemos atacarnos ni considerarnos enemigos, porque somos una sola religión donde se basa el respeto y la unidad. En la unión está la fuerza. 

Que nuestro amor, fe y humildad por nuestra religión haga un llamado a recuperar nuestra hermandad, la herencia que nos legaron nuestros ancestros, defendamos nuestras raíces e imploremos en una sola voz la poderosa protección de nuestros Orishas.

Contenidos más leídos:

error:
Enviar este mensaje
Hola, necesito consultarme. ¿Puede enviarme la información y el precio de las Consultas Espirituales guiadas por una Santera Espiritista? Gracias. Ashé🙏