Saltar al contenido

¿Cuáles son las Facultades del Santero en la Regla de Osha?

El Santero

Santero es la palabra con la que popularmente es conocido el religioso que ha sido consagrado en la Osha, o que en un lenguaje más asequible identifica a todo aquel religioso que tiene coronado santo.

En nuestro país es común escuchar la frase se hizo santo, refiriéndose con esto a que la persona ya ha sido iniciada en la Santería o Regla de Osha.

Es válido destacar que a pesar de que la persona que es coronada en la Osha es Santera, debe antes de comenzar a participar en rituales y consagraciones santorales:

  • Hacer ebbó meta y luego de los doce meses y siete días desde que se hizo santo, recibir la entrega del cuarto de la Osha para participar abiertamente en la santería y durante este período haber cumplimentado con la presentación ante los tambores batá y demás ceremonias pertinentes.

Actividades que desempeña y facultades del Santero en la Osha

  • El santero tiene la facultad de entregar a sus ahijados el Elegguá de santero.

Eleggua es un poderoso Orisha que abre y cierra los caminos y que se personifica dentro del Panteón Yoruba mediante la imagen un niño, este se representa a través de una piedra generalmente negra que vive dentro de una freidera.

  • Tiene la facultad también de consagrar el santo de cabecera a todos los seres humanos, según su ángel de la guarda se lo permita.

Esto, siempre respetando las prohibiciones de las casas santorales donde los hijos de Oyá no hacen Yemayá ni Shangó y los hijos de Shangó no hacen Oshún y viceversa, valga la redundancia.

  • Es importante dejar en claro que el santero entrega los demás Orishas pertenecientes al panteón yoruba, exceptuando a Oddúa y otros poderes de Ifá y a aquellos Orishas en los que a través de Itá el santo le haya indicado solo rendirle adoración.

El santero hace ebbó al pie de sus Orishas y representaciones espirituales, a través de las cuales desenvuelve sus causas.  

Algunas curiosidades sobre la Regla de Osha

A la Osha le pertenecen los hombres y mujeres que se consagran por igual, regla que marca la diferencia con Ifá, pues en nuestra cultura solo los hombres se convierten en Babalawos.

El fundamento del santero es la piedra y el caracol, sobre los que realiza sus obras y demás consagraciones, sin la piedra y el caracol no puede nacer ningún Orisha.

Antes de 1940 en Cuba los santeros dependían de las casas de Ifá activamente, actualmente ya esta problemática no tiene lugar, pues los santeros desempeñan su papel en el panteón yoruba y van al pie de Orunmila a cumplimentar las ceremonias y a recibir los poderes que a lo largo de la vida el gran adivino les va marcando.

Lo cierto es que ambas ramas del panteón yoruba se complementan y que no existe la Osha sin Ifá y viceversa.

Compartimos otros artículos religiosos interesantes:

error: