Saltar al contenido

¿Por qué La Cabeza posee mayor Jerarquía que «Los Ojos»? ≫ El Pataki

Pataki la cabeza y los ojos

Al inicio de los tiempos cuando Olodumare creó el mundo, los ojos y la cabeza eran hermanos, siendo los ojos los hermanos mayores y por ende los responsables de velar por la seguridad de la cabeza.

Un día su padre los puso aprueba y decidió ofrecerles unas calabazas.

La primera se encontraba saturada de carne de carnero y manteca de corojo, esta se encontraba envuelta en fina seda y se mostraba jugosa y tentativa.

La segunda se percibía rodeada de trapos, en su interior se encontraban piedras preciosas y oro, más estas se hallaban sepultadas por abundante arena, siendo las riquezas invisibles ante la vista.

Cuando estuvieron listas ambas ofrendas el padre citó a sus hijos con el fin de que se decantaran por una u otra.

¡Los ojos se guían por lo que ven y la cabeza por lo que piensa!

Ojos, quien era astuto y fácilmente impresionable tomó la calabaza envuelta en finas sedas, mientras que cabeza se decantó por la calabaza menos favorecida.

Al llegar a sus respectivas viviendas ambos descendientes desenvolvieron sus regalos, curiosos deseaban descifrar el contenido que atesoraban las calabazas.

Ojos se asombró al percibir que su calabaza se encontraba rellena de suculenta carne de carnero y se sintió agradecido por tantos beneficios.

Cabeza al llegar a su morada destapó su calabaza y se preguntó por qué la suya contenía arena.

Triste y desanimado se recostó unos minutos y tras reflexionar decidió emplear la arena en algo útil y escarbando sobre el fondo de la hortaliza descubrió un puñado de joyas que se multiplicaba a medida que se extraía el resto de la arena que quedaba en el interior del recipiente.

Entonces cabeza se sintió muy dichoso y acudió a la casa de su hermano para contarle lo sucedido.

Un pensamiento más acertado permitió a «La Cabeza» ganar mayor jerarquía

Una vez allí intercambiaron vivencias y el padre quien los escuchaba felicitó a cabeza por su elección.

Se sintió regocijado de que este no se había dado por vencido y de que a pesar de poseer una envoltura menos vistosa este hubiese escogido la calabaza más desfavorecida, guardándose para sí los inconvenientes que esta le hubiese podido producir.

Desde ese día la cabeza fue designada como hermano mayor por haber presentado un pensamiento más acertado ante la toma de decisiones.

Y fue así que la cabeza adquirió el renombre y la importancia que merecía, de ahí que tiempo después naciera el proverbio popular:

Sin tener cabeza no hay nada posible.

Más contenido sobre la religión yoruba:

Contenidos más leídos:

error:
Enviar este mensaje
Hola, necesito consultarme. ¿Puede enviarme la información y el precio de las Consultas Espirituales guiadas por una Santera Espiritista? Gracias. Ashé🙏