Saltar al contenido

¿Por qué Olofin hizo a Orisha Oko el rey de la tierra y todos sus secretos?

Pataki Orisha Oko

Olofin se convirtió en padre tras la llegada de su hijo Kawó Silé, a quien amó por encima de todas las cosas.

Este, debido a todas las responsabilidades que poseía decidió entregárselo a su hermana mayor Obañeñe para que lo cuidase.

Kawó Silé creció bajo la tutela de su hermana y de su padre, transcurriendo el desarrollo de su vida con mucho afecto.

Olofin le enseñaba a su descendiente los secretos de Ifá con el fin de que un día este pudiese hacer uso de los mismos en beneficio propio y de la humanidad.

Olofi acude a Orula para encontrar a su hijo Shangó

Cuando Kawó Silé fue adulto decidió marcharse de su casa y recorrer el mundo en búsqueda de su propio destino, hecho que afectó grandemente a Olofin quien angustiado por no recibir noticias de su descendiente solicitó la ayuda de Orumila.

El adivino le aconsejó realizar un ebbó y posteriormente dar la noticia de que su hijo estaba desaparecido y que daría una cuantiosa recompensa a quien lo ayudase a encontrarlo, premio que consistía en conocer a manos de Olofin todos los secretos de la tierra.

De las entrañas de la tierra surge Shangó

Orisha Oko quien se encontraba labrando sus tierras escuchó el rumor de la desaparición del hijo de Olofin, hecho que no tomó mucho en cuenta.

Mientras cantaba escuchó brotar de las entrañas de la tierra una voz viril que lo llamaba.

La voz se correspondía con Kawó Silé, con ayuda de su arado desenterró una gran roca que se encontraba atascada, la que una vez en la superficie se transformó en Shangó, inmediatamente se tornó roca de nuevo y fue así que el Orisha labrador acudió con la roca sobre su yunta de bueyes a los dominios de Olofin.

Olofin asombrado observó la transformación de su hijo, al cual abrazó con mucha fuerza sintiéndose agradecido por tenerlo nuevamente a su lado.

Entonces decidió pagar su deuda con Orisha Oko al que le entregó en recompensa todos los secretos de la tierra.

Los secretos de la tierra son entregados a Orisha Oko:

De esta forma el Orisha Supremo bendijo al labrador, el cual fungió a partir de ese momento su labor de protección sobre la tierra, brindando al hombre y a los demás seres vivos la posibilidad de nutrirse de ella, por ser la misma fuente de hogar y vida.

Entonces Orisha Oko fue rey y bajo su mandato el mundo vivió una gran época de abundancia y prosperidad guiada por su buen juicio y su gran corazón.

Otros artículos sobre la deidad Orisha Oko:

Pataki Orisha Oko
error:
Copy link
Powered by Social Snap