Saltar al contenido

La Ruda ≫ Planta prodigiosa con potentes raíces mágico-religiosas

Ruda planta mágica

La Ruda es una planta autóctona del Mediterráneo y el suroeste de Asia, aunque sus raíces se desarrollaron lejanas a nuestra cultura su cultivo y posterior uso se ha extendido al continente americano, la Ruda posee numerosas propiedades entre ellas destacan sus habilidades terapeuto-medicinales y mágico-religiosas.

Actualmente el uso de esta antigua planta en el campo místico se extiende desde las proyecciones astrales hasta su presencia en la elaboración de hechizos y pociones, donde esta puede ser la protagonista o encontrarse acompañada de otras plantas auxiliares como el Romero por citar algún ejemplo.

Algunas Propiedades mágicas que posee la Ruda

Propiedades mágicas de la ruda
Planta la Ruda

La Ruda posee numerosas propiedades mágicas entre estas encontramos su uso en hechizos y pociones, no es raro observar su empleo en rituales de amor y acercamiento, del mismo modo que se puede requerir su potencia espiritual en la realización de invocaciones, despojos y exorcismos.

Esta planta es famosa por comportarse como un imán capaz de atraer el dinero y la prosperidad.

También se conoce por su eficacia a la hora de ahuyentar las influencias negativas y los espíritus oscuros.

¿Dónde colocar la Ruda en el hogar con el fin de obtener protección?

Con el fin de obtener protección se indica sembrar dicha planta en el jardín y poco a poco ir esparciéndola por el patio de la vivienda.

Lo ideal sería sembrarla alrededor de la casa con el fin de establecer un círculo protector donde la morada sea el eje directriz del mismo y que de este modo quede protegido el hogar de cualquier tipo de perturbaciones.

Ritual con hojas de Ruda para depurar las energías negativas de la mente y el alma.

Un ritual efectivo contra la negatividad y las rumiaciones depresivas consiste en colocarse unas hojas de ruda sobre la frente.

Para esto el implicado deberá hallarse previamente acostado en decúbito supino (acostado boca arriba) sobre una superficie cómoda.

Antes de comenzar la ceremonia es preciso que el devoto se encuentre en una ambiente cordial y tranquilo, este se colocará las hojas de Ruda sobre la frente como habíamos mencionado con anterioridad, cerrará sus ojos, comenzando a liberar todos esos pensamientos y sentimientos que lo perturban dejando que prevalezcan en su mente solo buenos recuerdos.

El religioso debe sostener en la rememoración de sus memorias solo los momentos más felices de su vida sin importar la edad en que ocurrieron, de esta forma su astralidad se eleva y la energía comienza a fluir en pro de atraer prosperidad, salud y muchas otras bendiciones.

Contenidos más leídos:

error:
× Consultas