Saltar al contenido

El Vudú ► Sus raíces en Cuba, prácticas de esta religión y su significado

Por: Ninette Caren Fernández

El Vudú en Cuba

La presencia de las raíces haitianas en Cuba se vincula a grandes hechos históricos, entre estos podemos citar como más importante:

  • Al surgimiento de la Revolución Haitiana y
  • por ende al proceso de independencia que de esta se deriva.

Suceso que provocó un importante flujo migratorio haitiano en el Caribe, destacando entre tantos otros destinos a Cuba, archipiélago conocido como la mayor de las Antillas.

Haití y sus raíces religiosas como legado a Cuba…

Fue precisamente en el año 1804 que esta inmigración cobró verdadero auge y se extendió al centro y occidente de Cuba, siendo la región más oriental del país la zona encargada de acunar a todos los emigrantes y a sus familias,

Santiago de Cuba y Guantánamo fueron las dos provincias que más haitianos acogieron en su seno, por lo que en estos parajes cubanos tomó mayor fuerza la práctica del vudú en la isla.

También debido a la amplia red montañosa y al estrecho contacto que se posee en esta zona con la naturaleza, dos de los elementos que favorecieron que sus raíces religiosas perdurarán a través del tiempo casi sin sufrir notables modificaciones.

La presencia haitiana en la isla caribeña no solo nos legó su amplia riqueza religiosa y cultural pues también estuvo presente su mano como fuerza de trabajo, la que contribuyó en el desarrollo de la economía del país mediante los ingresos recibidos correspondientes a la explotación de los centrales azucareros.

La práctica del Vudú en Cuba y su significado.

La práctica del vudú como religión trascendió como expresión autóctona de la identidad haitiana.

Esta rama religiosa se constituye como un conjunto de creencias donde convergen al unísono:

  • Las fuerzas del hombre,
  • la naturaleza y
  • lo sobrenatural.

Poseyendo especial valor la energía materializada mediante hierbas, ceremonias y sacrificios para obtener un fin específico, que casi siempre se relaciona con la dominación de la voluntad del ser humano y el establecimiento de pactos con espíritus y deidades.

Iniciación en las doctrinas del Vudú.

La iniciación en estas prácticas religiosas para el devoto significa la fijación del loa en su cabeza, entidad que se encargará de dirigirlo y protegerlo a lo largo de su vida, convirtiéndose con esto en un hunziu ounsi o un sacerdote del vudú.

El desarrollo y la posterior obtención de conocimientos en esta religión va estrechamente ligada a los deseos del loa y demás espíritus, quienes son los encargados de conducir al consagrado por el camino que estos desean que tome.

El uso de plantas, animales y pertenencias dotadas con energía y elementos corporales de la persona en cuestión son elementos que se emplean en el desarrollo de los rituales.

En dichas invocaciones no debe faltar la fe, pues a través de esta es que las entidades recibirán el mensaje que se desea enviar, en ocasiones se requiere de la presencia de las velas, el agua, los muñecos y los alfileres para desarrollar otro tipo de ceremonias.

Algunos artículos interesantes sobre Religión Afrocubana:

El Vudú en Cuba
Etiquetas
error:
Copy link