Saltar al contenido

Las misas espirituales y los espíritus protectores

Espíritus protectores y burlones

Muchas veces nos preguntamos qué son los espíritus, cuales son protectores y cuáles no, por qué siguen junto a nosotros, este tipo de preguntas nos inquietan porque muchas veces no creemos lo que no vemos.

El espíritu es un fluido que se encuentra a nuestro lado, se apega a esas cosas que tanto le gustaban en tierra, unos a la casa, al sillón donde se sentaban, a algún familiar, y así permanecen junto a nosotros en el plano terrenal.

Un espíritu es una fuerza superior, por tanto, no se gobierna, pertenece a energías de otro astral en los cuales nosotros los vivos no podemos interceder.

Como espiritista, soy de la idea que al espíritu hay que educarle, no gobernarle, esto significa que cuando los espíritus se manifiestan y se portan mal (proliferando malas palabras, dándose golpes, destruyendo todo, tirándose al suelo) los educas haciéndole ver lo que son: “espíritus”, que deben despojarse de todo aquello que hicieron en vida y que se vale de un cuerpo que no es de él (caballo) y lo está maltratando. 

Los espíritus protectores

No intentes engañar a un espíritu, es imposible que lo hagas porque él está en el mundo de los muertos. Antes de sentarte y comentarle tu situación ya él la sabe, y me preguntan: pero si lo sabe ¿por qué no impide lo que me hace daño?

El problema está en ti, siéntate y habla con él, si tienes que llorar llora, si algo te incomoda díselo, pero nunca le reproches, ni los ofendas, ese espíritu no quiere que le tengas miedo, ha llegado a tu vida a ayudarte, a instruirte y a guiarte por el camino del bien. Dale luz en la bóveda espiritual y asístelo para que se eleve.  

Espíritus ligeros y burlones

A través de las misas espirituales logramos establecer una conexión con los espíritus que nos asisten, ya sean familiares fallecidos, antepasados y ancestros que han partido del plano terrenal. Es un espacio de vínculo también para conocer a nuestros espíritus protectores.

En una misa espiritual también se manifiestan espíritus ligeros y burlones que se divierten diciéndonos mentiras para que nos las creamos.

Por eso se deben escoger bien las personas que dan una misa para que expulsen esos espíritus y no tengan cabida en ellas.

En una misa este tipo de espíritus juega con nosotros, talvez te den detalles a tu conveniencia para confundirte, pero en realidad solo te manipulan.

Los espíritus formales, en cambio, te hacen presentir lo que sucederá, te advierten, alertan, dan consejos de cómo puedes prever tales acontecimientos, pero casi nunca te dan detalles, ellos no determinan tiempo como nosotros los vivos.

Las misas espirituales

La persona religiosa que atiende las misas debe saber qué hacer cuando un espíritu te molesta, si el espiritista pide prudencia a sus espíritus nunca le dirán una mentira.

Los espiritistas debemos ser conscientes y aplicar el amor al prójimo, porque las personas que van a consultarse lo hacen por problemas y situaciones delicadas en sus vidas, son muy pocos los que llegan por curiosidad. Aprendamos a distinguir lo que está bien y lo que está mal.

Lo prudente y lo justo siempre van de la mano, y como buenos religiosos debemos entenderlo. Bendiciones para todos.

Contenidos más leídos:

error:
Enviar este mensaje
Hola, necesito consultarme. ¿Puede enviarme la información y el precio de las Consultas Espirituales guiadas por una Santera Espiritista? Gracias. Ashé🙏