Saltar al contenido

La Oración para el Estudio de Santo Tomás ¡Dame Señor el don del saber!

Oración de Santo Tomás de Aquino para el estudio

Santo Tomás de Aquino quien fuese un devoto religioso y un ávido necesitado del estudio proclamó en disímiles ocasiones la necesidad de adquirir conocimientos como fuente suprema de sabiduría.

Este veía el estudio como una forma de honrar a Dios y de honrarse como ser humano.

Uno de los Santos Patronos del Estudio: Tomás de Aquino

Santo Tomás de Aquino

Aquino decía a sus estudiantes que no existía fuente de gloria más grande que el saber, por ende, años después se considerara como uno de los santos patrones del estudio.

A este santo se encomiendan los estudiantes antes de comenzar sus exámenes con el fin de obtener conocimientos y buenas calificaciones.

Algunos le rezan la plegaria que a continuación les ofrecemos.

Oración de Santo Tomás de Aquino antes de comenzar el estudio

Aquí me llego, todopoderoso y eterno Dios, al sacramento de vuestro unigénito Hijo mi Señor Jesucristo, como enfermo al médico de la vida, como manchado a la fuente de misericordias, como ciego a la luz de la claridad eterna, como pobre y desvalido al Señor de los cielos y tierra.

Ruego, pues, a vuestra infinita bondad y misericordia, tengáis por bien sanar mi enfermedad, limpiar mi suciedad, alumbrar mi ceguedad, enriquecer mi pobreza y vestir mi desnudez, para que así pueda yo recibir el pan de los ángeles, al Rey de los reyes, al Señor de los señores,

con tanta reverencia y humildad, con tanta contrición y devoción, con tal fe y tal pureza, y con tal propósito e intención, cual conviene para la salud de mi alma.

Dame, Señor, que reciba yo, no solo el sacramento del Sacratísimo Cuerpo y Sangre, sino también la virtud y gracia del sacramento.

¡Oh benignísimo Dios!, concededme que albergue yo en mi corazón de tal modo el Cuerpo de vuestro unigénito Hijo, nuestro Señor Jesucristo,

Cuerpo adorable que tomó de la Virgen María, que merezca incorporarme a su Cuerpo místico y contarme como a uno de sus miembros.

Hacedme digno de poder alcanzar el privilegio del saber y que de tal forma se alberguen en mi alma los conocimientos y el interés por la educación, con el fin de honrar a Dios y a su creación.

¡Oh piadosísimo Padre!, otorgadme que este unigénito Hijo vuestro, al cual deseo ahora recibir encubierto y debajo del velo en esta vida, merezca yo verle para siempre, descubierto y sin velo, en la otra.

El cual con vos vive y reina en unidad del Espíritu Santo, Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Rezos y rituales poderosos para traer calma y entendimiento:

Oración de Santo Tomás de Aquino para el estudio
error:
Copy link
Powered by Social Snap