Saltar al contenido

Oración para Oyá Yansa ► Pidiendo «prosperidad y caminos abiertos»

Oración para Oyá Yansa

Oyá Yansa es un Osha y está muy relacionada con Ikú, la divinidad de la muerte.

Ella es la guerrera que en la naturaleza provoca los temporales, y los vientos fuertes que mueven todo a su paso. De ella nacen las centellas y simboliza el carácter violento e impetuoso en la vida.  

¿Qué representa la diosa Oyá en la religión yoruba?

La orisha Oyá

La Orisha Oyá vive en la puerta de los cementerios y representa la intensidad de los sentimientos lúgubres, el mundo de los muertos.

Es la guardiana del reino situado entre la vida y la muerte, Diosa de la clarividencia que posee inmensas habilidades psíquicas.

Es una de las Orishas Muerteras, junto a Obba y Yewá. Oyá ejerce un poder especial sobre los eggúns y espíritus, por ser esta madre de 9 de ellos.

En la naturaleza está simbolizada por la centella y en la religión yoruba junto con el niño Eleguá, el adivino Orula y el padre Obatalá domina los cuatro vientos.

Es ella, fundamentalmente, quien se encarga de traer los cambios rápidos y nos ayuda en nuestras transformaciones internas y externas.

Se le llama con el sonido de la vaina de flamboyán, uno de sus elementos de poder.

Oyá representa la reencarnación de los antepasados, la falta de memoria y el sentimiento de pesar en la mujer. Como guerrera y mujer es impetuosa y muy fuerte, pero también delicada y hermosa como ninguna.

Es además la Orisha del Río Níger, antiguamente llamado Oyá, por sus 9 afluentes, nacida en Ira.

Se le tiene como diosa guerrera, amante de la lucha que combatía junto a Oggún el dueño del hierro y Shangó en las campañas que estos realizaban.

Cuentan los patakíes que acompañó a Shangó cuando este dejó Òyó y fue nombrada reina de Kosso por él.  

Su nombre proviene del yoruba y significa:

  • Òyá (Oló: dueña – Oya: Oscuridad)
  • Yansá del Yorùbá Iyámsá (Iyá: madre -Omó: hijos – Mesá: nueve).

Rezos dedicados a la Reina de la Centella Oyá:

Es Oyá sumamente protectora con las mujeres que son líderes dentro de su comunidad y poseen la fuerza para reclamar sus derechos.

Esas que claman por su ayuda, son recompensadas con las bendiciones de la Reina de la Centella.

A la poderosa Oyá los devotos le piden también felicidad y fortuna.

Muchos elevan oraciones a la diosa en situaciones tempestuosas de miseria y abandono, pues ella escuchará nuestras súplicas y con su ímpetu nos apoyará hasta que logremos superar esa mala etapa de la vida y alcanzar mejores resultados por nuestro bien y el de nuestra familia.

Esta es la oración que le dedicamos a Oyá para pedirle prosperidad:

Oyá, reina de la Centella y los Vientos Fuertes, Impetuosa Soberana de la Muerte

Tú que proteges a tus devotos con inmenso poder y no permites que los males los envuelvan

Mi Reina, Señora de los 9 Colores y Madre de espíritus, acudo a ti como tu fiel hijo para pedirte que escuches mi petición

Diosa de la clarividencia, Guardiana del Portal entre la vida y la muerte, no dejes a este, tu fiel hijo, abandonado a su suerte.

Mi Guerrera, te pido que con tus cuatro vientos traigas felicidad y fortuna a mi vida y me ayudes a superar esta etapa de tristeza y angustia.

Ilumina Oyá, mi camino y mi futuro y permite que mis días de ahora en adelante, sean mejores

Oyá, Señora de los Vientos, Rayos y Tempestades, Madre de nueve hijos,

Pon fin a mis necesidades y que nunca mi familia sufra hambre, ni miseria, ni ruina y que no nos falte tu bendición ni la prosperidad en el futuro.

Bendita Madre, protege a tus hijos de toda calamidad y danos un futuro glorioso, lleno de prosperidad y abundancia

Trae a mí, mi Madre Oyá, fortuna, dinero y prosperidad.

Gracias Majestuosa Diosa por oír mi súplica

y conceder mis anhelos. Así sea.

Ofrendas y rituales que puedes realizar en nombre de Oyá:

Los contenidos más buscados:

error: