Saltar al contenido

¿Por qué los Iyawó llevan en sus coronas plumas de loro? ► Pataki

Pluma de loro santería

Shangó quien es el Orisha dueño de los tambores Batá, de la música y de la guayabera, era un comerciante próspero.

En cierta ocasión llegó a nuevas tierras para establecer sus dominios y se encontró que en él reinaba Olofin, por lo que decidió visitarlo.

Pataki: ¿Cómo Shangó le devolvió la alegría a Olofin?

A su llegada al palacio se percató que Olofin se encontraba con mal semblante, no hablaba ni se movía y pasaba casi todos los días encerrado, negándose a ver a nadie.

El santo comerciante les comunicó a los otros Orishas del estado de Olofin y temió por su integridad física y mental, por lo que se propuso alegrarlo antes de que llegaran sus semejantes, por lo que sacó de su baúl una caja de varios colores la que contenía en su interior un loro de plumaje exuberante y colorido.

El loro le alegró el corazón al Creador Olofin

Entonces el loro comenzó a hablar y al oírlo Olofin se sorprendió de sus habilidades y comenzó a reírse.

Se levantó de su silla y lo sostuvo colocándoselo posteriormente sobre la cabeza y así estuvo por un largo tiempo jugando con el loro.

El ave volvió a alegrarle el corazón a Olofin y de esta forma Shangó se ganó el cariño y la confianza de Olofin.

Ante tal acontecimiento los demás Orishas se sintieron celosos e intentaron atentar contra la fuente de su alegría, por lo que en silencio se introdujeron en su castillo para robarse al loro tomándolo cautivo y ocultándolo en el corazón de la selva.  

La traición de los Orishas regresó la tristeza al Rey

Cuando Olofin se percató de la ausencia de su emplumado amigo, volvió a sentirse sumamente triste y nuevamente se negó a hablar con nadie.

Shangó al percatarse que el loro había desaparecido salió en su búsqueda, la cual fue la más larga de su vida, pero con un poco de suerte y ayuda de los Eggunes logró hallarlo.

El loro rápidamente contó a Shangó de la traición de los demás Orishas y juntos partieron de regreso hacia el palacio de Olofin.  

Olofi engrandece el poder del loro y por mandato «la pluma de loro sería sagrada»

Una vez llegaron a su destino el loro contó lo sucedido a Olofin quien reunió a todos los santos para reprenderlos por su acto.

A los cuales comunicó que en muestra de su arrepentimiento y para engrandecer al loro:

Todos debían llevar una muestra de sus plumas en sus coronas.

Por eso desde ese día todos los iniciados en la Osha (santería) deben llevar en sus coronas plumas de loro.

Conoce más sobre los Iyawó y la Regla de Osha-Ifá:

Pluma de loro santería
error:
Copy link
Powered by Social Snap