Saltar al contenido

Conoce la Historia ¿Por qué el Iyawó debe visitar el río y recoger una otá?

Por: Ashé pa mi Cuba

Iyawó religión

En el Oddún de Oyekun Ika es donde nace la ceremonia del Iyawó en el rio y el por qué debe ir a recoger una piedra (otá) entre las sagradas aguas dulces de Oshún.

Próximo a consagrarse en la Regla de Osha-Ifá, es la «visita al río» la primera ceremonia a la que asiste el Iyawó.

Es el Iyawó el sacerdote recién iniciado en la religión yoruba, aquel religioso que decide iniciarse y consagrarse en la Regla Osha-Ifá, ya sea por salud, por protección o agradecimiento.

«Hacerse santo» como usualmente se le conoce, es una nueva forma de vida y de crecimiento espiritual, es depurar lo malo, nacer de nuevo bajo la protección de los Orishas, las deidades del panteón yoruba y su Dios Olodumare.

¿Cuál es significado de esta sagrada ceremonia en la Osha?

El acto de llevar al Iyawó al rio en la religión Osha-Ifá representa romper con el pasado de ese iniciado, o sea abandonar sus viejas costumbres.

Indica comenzar una vida renovada, inicios de ciclos que se abren con nuevas perspectivas y conocimientos.

La piedra escogida en el rio por el Iyawó simboliza el espíritu del hijo de Oshún y Orunmila, el mismo que como cuenta la historia, muere entre esas sagradas aguas.

En este pataki yoruba se relata por qué nace la ceremonia del rio y se lleva al Iyawó en su iniciación.

Pataki ¿Sabes por qué el Iyawó debe ir al río?

En esta historia, Igba Omi Odo era el hijo predilecto de Oshún la diosa del amor y la belleza y su padre era el adivino Orunmila.

Igba Omi Odo siempre estaba en el río, entre sus sagradas aguas.

Orunmila un día va al rio a buscar agua para ganarle la guerra al espíritu del agua Alesesi y al llegar vio a su hijo muerto dentro del río.

El adivino despavorido llegó a casa, se hizo Osode (consulta) y le sale el Ifá de Oyekun Ika donde se debía hacer Ebbó.

Orunmila hace ebbó rápidamente y manda a un ahijado que estaba de Iyawó al río para que le buscara agua y sacar la cabeza de su hijo Igba Omi Odo.

Cuando el Iyawó llegó al rio para sacar la cabeza, metió su mano y lo que tomó del fondo fue una piedra (Otán).

Entonces va y se la da a Orunmila, este toma una Igba (jícara) y echa la piedra dentro.

Como recuerdo de su hijo guarda esa piedra en la jícara y la adorna con Eleke ni Gbogbo Orisha (collares de todos los Orishas) y pulsera (koide).

A partir de ese día los Iyawó deben ir al río con una jicarita a buscar la piedra de secreto, que es el espíritu de Igba Omi Odo, el hijo de Oshún y Orunmila.

Una hermosa historia que nos recuerda el significado de este sagrado paso en la consagración a la Osha.

Otros artículos sobre el Iyawó y religión afrocubana:

Iyawó religión
Etiquetas
error:
Copy link