Saltar al contenido

2 Torres blancas, Addimús para Obatalá el dueño de todas las cabezas

Addimú para Obatalá

Obatalá es una de las deidades más poderosas que rigen el Panteón Yoruba, es el Orisha responsable de la creación del universo. Se representa como un anciano de cabellos totalmente canos. Es un santo justiciero que aboga por que reine la paz en el mundo.

Se representa con el color blanco, tono del que se componen las cuentas de su collar, su receptáculo, telas y ropa. Se sincretiza con la Virgen de las Mercedes y su festividad se celebra cada año el 24 de septiembre.

Addimú para el padre Obatalá:

A esta deidad se venera por medio de múltiples ofrendas entre las cuales encontramos las flores blancas, la cascarilla, los cocos, las frutas arenosas como la guanábana y la chirimoya, la leche, el pan y el arroz con leche.

Torre de ñame para Obatalá:

La Torre de puré de malanga (ñame) es un addimú tributado a Obatalá con el fin de rogar por la salud de un ser querido.

Muchos son los ritos que se realizan con la bendición de Obatalá con el fin de rogar por la recuperación de un enfermo. La torre de puré de malanga es uno de los addimús mejor recibidos por este Orisha.

  1. Se prepara cociendo la malanga, una vez haya alcanzado su punto de cocción se aplasta con el fin de obtener una mezcla pastosa a la que no se le puede añadir sal ni colorante.
  2. Se sirve en un plato simulando una torre.
  3. Sobre su punta se coloca una banderita blanca.
  4. La ofrenda se deposita sobre la estera, el religioso de rodillas enciende dos velas y apoyándose en el agogó (campana) de la deidad lo invoca para pedir por la salud del ser querido.
  5. Una vez haya culminado la rogativa se deposita la torre en un lugar alto y se le pide a Obatalá que del mismo modo que se levantó la ofrenda del suelo se levante el enfermo de su lecho.
  6. Esta obra se deja por ocho días, una vez pasado estos, se lleva al pie de una loma lugar donde culmina el ritual.

Torre de merengue para Obatalá:

La torre de Merengue se le ofrece al Orisha de la creación para obtener paz espiritual.

El merengue de clara de huevo es uno de los addimús predilectos de Obatalá y también es uno de los más conocidos por los devotos. Es una ofrenda muy efectiva.

  1. Se elabora un merengue blanco con clara de huevo al cual se le puede agregar azúcar. La sal es un ingrediente que no debe poseer esta preparación.
  2. Una vez haya alcanzado punto de nieve se coloca en un recipiente blanco y se le da una forma elevada simulando una torre. Este puede cubrirse o no con algodón.
  3. Se coloca en un sitio alto preferiblemente junto al receptáculo del Orisha.
  4. De rodillas se le ruega a Obatalá empleando el agogó pidiéndole que cubra con su manto a todos los moradores del hogar y les proporcione paz y paciencia.

Los contenidos más buscados:

error: