Saltar al contenido

Baño espiritual y relajante con Lavanda: para atraer la abundancia

Por: Claudia Rodríguez

Baño con lavanda

La lavanda es una planta de gran espiritualidad, cuyo potente y agradable aroma ha sido empleado por siglos para relajar el ambiente, en inciensos, velas aromáticas y sahumerios.

Las propiedades de la lavanda tienen efectos terapéuticos a nivel psicológico, incluso en tratamientos de curación de trastornos y enfermedades, además de eliminar el estrés acumulado.

El poder de la Lavanda puede utilizarse para tranquilizar y relajar a las personas presentes en un espacio físico. Incluso su aroma descarga las malas vibras y aporta paz, eliminando las perturbaciones de nuestro espíritu.

Se dice que la lavanda también actúa como un poderoso amuleto para atraer la abundancia y la prosperidad a nuestra vida, pues su aroma potencia la concentración en futuros planes y emprendimientos.

Un baño casero con sales y lavanda para relajar y que llegue la prosperidad

Un baño relajante y espiritual con lavanda nos permitirá disminuir las tensiones, el estrés y favorecer el sueño.

  • Por eso es ideal hacerlo antes de irnos a dormir y podemos hacerlo una vez a la semana si deseamos. O con la frecuencia que lo necesitemos.

La lavanda con sus virtudes nos ayudará a:

  • Calmar los nervios y las ansiedades
  • Armonizar la mente,
  • equilibrar nuestras emociones y
  • eliminar malos pensamientos.

También tiene acción antiséptica, cicatrizante y calmante sobre la piel y se aplica en baños para tratar dolores reumáticos, infecciones o heridas.

  • Pero en especial con este baño de lavanda llamaremos a la abundancia a nuestra vida.

Las buenas vibras que atraeremos con este ritual, permitirán que la prosperidad llegue a nosotros con mayor facilidad.

Para un baño ritual con lavanda necesitamos:

  • Lavanda seca
  • Sal marina
  • Una bolsita de tela
  1. Primero en una bolsita de tela fina, mezclamos la lavanda seca con una pizca de sal marina y la dejamos reposar hasta el momento de nuestro baño.
  2. La bolsita la podemos confeccionar nosotros mismos en casa, si es de color claro mucho mejor.
  3. Luego llenamos la bañera con agua tibia o un balde con agua, e introducimos la bolsita que acabamos de hacer.
  4. Debemos dejar que haga su efecto y se desprendan las esencias de los elementos durante unos minutos antes de darnos el baño ritual.
  5. Es importante bañarnos con agua caliente para que el contenido de la bolsita se difumine a modo de té en nuestra agua.  

Para que el ritual sea más poderoso podemos también encender unas velas aromáticas con este mismo aroma, para potenciar la calma y la tranquilidad, y pensar positivamente en nuestros planes futuros y nuestros proyectos.

En los baños espirituales la lavanda nos ayudará a meditar y a encontrar la mejor forma de llevarlos a cabo para que la abundancia y la prosperidad lleguen a nuestra vida, acompañadas de nuevas y mejores oportunidades.

Conoce otros Baños Espirituales poderosos que siempre nos ayudarán:

Baño con lavanda
Etiquetas
error:
Copy link