Saltar al contenido

¿Cómo hablar con Yemayá y Olokun? Consejos y rezos

Como hablar con Yemayá

Yemayá y Olokun están estrechamente vinculadas, ambas habitan en los mares, poderosas divinidades que transmiten mucho amor, salud, abundancia y ayuda a sus hijos. Hablar con las Orishas Yemayá y Olokun es pedir protección para siempre.

Yemayá en la religión yoruba es la madre de todos, Orisha protectora y amorosa, sinónimo de luminosidad, la vigía de nuestros mares.

Olokun es sinónimo de lo mágico, nunca ha sido visto porque habita en lo más profundo y oscuro de los océanos donde existen secretos indescifrables. Es un orisha que destaca por ser andrógino, posee rasgos tanto de hombre como de mujer. Desde tiempos pasados son muchos los que debaten cual es realmente la sexualidad de esta deidad.

Ambas deidades son energías y fuerzas inseparables, el mayor honor y regalo que se le puede hacer a estas Orishas es ir hasta sus mares y conversar con ellas.

¿Cómo hablar con Olokun y Yemayá?

Recordemos que toda la fe que pongas será tu recompensa. El amor de Yemayá y Olokun es incondicional, son protectoras y genuinas con sus hijos, siempre que no se sientan ofendidas, entonces muestran sus otras caras, las tenebrosas que no tienen piedad con los errores.

Visita su templo:

El templo sagrado de Yemayá y Olokun es el mar, cerca de sus aguas la conexión espiritual que puedes establecer es inmensa, siéntate en la orilla, deja que sus aguas te salpiquen y mojen, percibe como recibes tu pedido desde la abundancia.

Salúdalas con respeto:

Cuando llegues al mar pide su bendición diciendo: ¡Bendiciones Yemayá! y ¡Bendiciones Olokun!

¡Omío Yemaya Omoloddé! ¡Yemaya Ataramawa! y ¡Maferefún Olokun!

Pide con fe y agradece:

Desde tu fe, con el corazón en la mano, cuéntale no solo tus penurias y tristezas, también brinda las gracias por las veces que has necesitado de ellas y te han ayudado.

Quizás algún día fuiste a su templo el mar o pediste algo con tu pensamiento, lo obtuviste y olvidaste agradecer lo cumplido, por eso debes mostrar siempre tu agradecimiento.

Cuando invoques a los Orishas hazlo con la certeza de que aquello que necesites se te ofrecerá, porque ellos son tus protectores, los que atienden y conceden tus pedidos.

Ofrenda respeto y amor:

No olvides persignarte ante esas deidades y mostrarle respeto, no importa que no puedas llevar ofrendas al mar, ellas conocen tus necesidades, la más grande ofrenda la llevas en tu corazón, las Diosas del océano, te escucharán al tocar con tus dedos, sus aguas.

Lo que se promete a los pies de sus aguas se debe cumplir, pero sobre todo nunca maldiga cuando un pedido no ha llegado, debemos aceptar lo que nuestras deidades nos ofrezcan sin faltar el respeto, solo ellas saben por qué no lo dieron y nosotros debemos entender que fue para nuestro bien, aunque no lo entendamos en ese momento.

¿Qué pedir a las Orishas de los océanos?

Siempre tendremos problemas, pero a Yemayá y Olokun se le pide con firmeza, sin titubeos y que la petición sea concisa, de forma que se entienda.

Dándole siempre conocimiento, o sea, que ellas conozcan la razón por la que llegas a sus pies.

  • Explica con sinceridad cuáles son tus inquietudes, temores y arrepentimientos, los de ayer y los de hoy.
  • Pídele que te ayuden a alejar todo aquello que te impide avanzar y continuar.
  • No necesariamente debes ir a pedir algo material, en lo espiritual puedes ir a pedir sus bendiciones que son tan grandes como sus océanos.

Yemayá y Olokun ofrecen salud, estabilidad, fertilidad, abundancia, amor, reconciliación, nos libran de batallas, nos ayudan a cruzar mares bajo su protección y un mundo infinito de soluciones a nuestros problemas.

Pero recuerda: «Con fe y amor, respeto y devoción»

Rezo a la madre de todos, Yemayá

Cuando desee invocar y hablar con madre Yemayá puede hacerlo con esta poderosa oración:

Yemayá orísha obinnn dudu huele re maye abaya mi re oyu ayaba ano rigba oki mi iya mayelé, ogá ni gbogbo okum yeyé o/no eya lojun oyina ni re ta gbodo ojun nibe iwo ni re olowo nitosi re o/no terida odukue iya mi

Traducida al Español:

Santa mujer negra, con sus siete rayos en su cara, reina adivina, reciba nuestros saludos. Madre dueña de todo mar, madre hijo de pescado, allá lejos tiene su trono debajo del mar donde usted tiene sus riquezas, para su hijo obediente. Gracias Madre mía.

Como hablar con Yemayá
error:
Copy link
Powered by Social Snap