Saltar al contenido

Ogbe Otura: Donde se ahumó la carne por 1ra vez con el poder de Orula

Por: Ninette Caren Fernández

Hijo de Shangó en Ogbe Otura

Este pataki relata la vida de un hijo de Shangó, quien vivía a las afueras del pueblo junto a su esposa.

El matrimonio se dedicaba al comercio de las carnes, disciplina en la que no les iba muy bien pues este oficio era uno de los más populares entre los habitantes de la región, existiendo de esta manera mucha competencia en el mercado.

Pataki donde gracias a los secretos de Orula se alcanzó la prosperidad

Una noche entre tantas escaseces el hijo de Shangó comenzó a lamentarse por su situación económica, su esposa quien lo escuchaba desde la cocina sigilosa se acercó a él diciéndole con mucha calma que:

Olofin veía su situación y no los dejaría desamparados ante esta encrucijada.

Cuando la pareja de recién casados se acostó a dormir, la señora comenzó a soñar que su marido viajaba hasta otro pueblo lejano para vender las carnes.

Lugar en donde aparentemente tendría suerte en su comercio, pues esta inexplorada región no era próspera en la ganadería, siendo todo lo contrario en el desarrollo de cultivos.

Al salir el sol la mujer contó el sueño a su esposo, al que le pareció una gran idea, por lo que se dispuso a establecer todos los preparativos necesarios para emprender el viaje.

Entonces cargó dos mulas con la carne, pero como la distancia era basta entre ambos pueblos la carne llegó descompuesta y nadie la pudo comprar.

De regreso a su casa el hombre llegó disgustado pues la inversión que había realizado se desvaneció ante sus ojos.

Se gana buscando ayuda en la palabra de Ifá

La mujer incrédula le explicó que el sueño que había tenido era muy claro y con esa nueva empresa ella sentía que mejorarían muchísimo, por lo que le propuso a su señor que visitase a Orunmila en búsqueda de algunos consejos que le permitiesen tener éxito en el negocio emprendido.

El Oráculo de Ifá recibió al carnicero en su casa entregándole unos palos del monte y una hoja con los secretos que necesitaba conocer para lograr que la carne perdurara sin refrigeración.

El hombre siguió al pie de la letra las instrucciones de Orunmila y de este modo ahumó la carne.

Al emprender nuevamente el viaje llevaba toda la carne curada por lo que llegó en perfectas condiciones al otro pueblo, donde comenzó a comerciar sus productos haciéndose de una pequeña fortuna.

La traición se pagó con miseria

Con la llegada de la fama y el dinero el carnicero comenzó a perder la cordura y a entregarse a los vicios y a las mujeres dejando a un lado a su fiel esposa, quien lo había acompañado en los buenos y malos momentos.

Esta al sentirse burlada tomó el papel que contenía el secreto de como ahumar la carne y se lo entregó a los demás carniceros, de este modo el negocio de su marido se arruinó pagando su traición con el precio de la miseria.

Más sobre Orula, el adivino poderoso intérprete de Ifá:

Hijo de Shangó en Ogbe Otura
Etiquetas
error:
Copy link