Saltar al contenido

¿Qué Prohibiciones deben respetar los hijos del Orisha Babalú Ayé?

Por: Ninette Caren Fernández

Los hijos de Babalú Ayé

Babalú Ayé es un Orisha milagroso, a este se le atribuyen los dones de la sanación de múltiples enfermedades entre las que destacan las de etiologías infecto-contagiosas y las relacionadas con el sistema osteo-mio-articular.

Esta deidad africana es conocida bajo el nombre de Asojano en la Regla de la Santería, producto al proceso de transculturación que vivieron en Cuba los esclavos provenientes del continente africano Babalú Ayé adquirió el nombre de San Lázaro, con el fin de poder preservar de esta manera sus costumbres y tradiciones.

San Lázaro es el santo con el que se sincretiza este Orisha en la Religión Católica.

La lenteja es el frijol del leproso.

Lenteja tabú hijos de Babalú Ayé

Los descendientes de Babalú Ayé son personas responsables y reservadas, estos deben respetar ciertos alimentos que se consideran tabú en la casa de Asojano.

Entre estos podemos citar la lenteja, la cual es una leguminosa redondeada y pequeña de color carmelita que se ha relacionado en la Osha como el frijol del leproso.

Es tabú comerla pues este grano salvó a San Lázaro del hambre en uno de los avatares donde sufrió la enfermedad de Hansen o Lepra, debido a que por su apariencia física era rechazado por la sociedad, motivo por el que pasó carencias y precariedades.

Comer Ajonjolí es tabú en la casa de San Lázaro.

Ajonjolí tabú hijos de Babalú Ayé

El Ajonjolí es una semilla con importantes cualidades esotéricas, la que también es conocida bajo el nombre de Sésamo, con esta trabaja Babalú Ayé.

Este posee numerosas propiedades medicinales relacionadas con el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, influyendo también en el alivio de determinadas patologías metabólicas.

La semilla que debe ser respetada por los descendientes de Babalú Ayé

Los hijos de esta deidad tienen estrictamente prohibido ingerir el ajonjolí ya sea como alimento independiente o vinculado a otras elaboraciones, pues se cree que de hacerlo podrían enfermar.

Esta semilla debe ser respetada por los descendientes de Babalú Ayé por ser un elemento ritual consagrado en la religión, el cual forma parte de los ajuanes que se le realizan a este santo, cobrando vital importancia en el mes de diciembre donde se celebra su víspera y festividad. 

Existe la creencia de que cuando el Ajonjolí se derrama sobre el suelo del hogar se avecinan problemas y enfermedades, momento en el que se le deben realizar rogativas a San Lázaro.

El Sésamo se puede emplear en la realización de ebbó, aunque debe efectuarse el mismo con mucha responsabilidad pues el ajonjolí posee la característica de atraer cosas malas y buenas.

Etiquetas
Copy link