Saltar al contenido

¿Por qué la Miel le pertenece a Oshún según los Patakies Yorubas?

Miel de Oshún

Oshún, la reina Orisha de la religión Yoruba, diosa de los ríos, del amor, de los sentimientos y de la dulzura, es también la dueña de la miel, con ella seduce y encanta hasta al mayor enemigo que pueda tener, pues enamora con su magia sensual y poderosa.

En el Panteón Yoruba una de las herramientas más poderosas de Oshún es la miel de abeja y así lo manifiestan muchas de las historias o pataki de la religión.

Los patakies o leyendas yorubas son verdaderamente hermosas y cada una de ellas transmite una enseñanza y un consejo moral.

Algunos son relatados con personajes que suelen ser animales, mismos que actúan y hablan como los humanos (fábulas), mientras que en otros suelen intervenir objetos animados, divinidades y demás elementos de la mitología yoruba.

En una de estas ancestrales historias se dice incluso que Oshún conoció al Orisha Shangó en un tambor y lo sedujo con miel, y también fue quien sacó a Oggún del monte con sus bailes seductores y el poder de su néctar.

Con el mismo ashé y energía de sus mieles, a Babalú Ayé lo resucitó Oloddumare, mediante la sabrosa miel que le brindó Oshún.

El Pataki de las 16 abejas y la Reina Oshún

Se narra en un pataki que Oloddumare mandó a la tierra 16 abejas muy trabajadoras, cada una de ellas debía llegar al espacio terrenal con su propia habilidad y don para que ayudaran a los humanos.

Entre esas abejas se encontraba una llamada Oshún y antes de bajar todas las abejas a la tierra, el Dios Oloddumare los reunió a todos y dio la orden de que a Oshún debían respetarla porque su don era muy primordial para los humanos y su crecimiento.

La orden del Dios Supremo molestó mucho a todos, por ello comenzaron a sentir envidia, y junto a este sentimiento maltrataban a Oshún y la excluían de las tareas.

Oshún se sintió muy mal porque siempre la apartaban, pero en vez de echar maldiciones o disgustarse, solo dejó de bendecir y de compartir su Ashé.

Y cuando Oshún dejó de brindar su Ashé (energía vital) las tierras comenzaron a ser infértiles y nada resultaba próspero o útil.

La palabra de Olodumare es sagrada, sus consejos son ley

Debido a la situación las demás abejas decidieron ir al pie del adivino Orunmila y consultarse, a lo cual el gran Oráculo de Ifá aconsejo a todas:

La envidia es mala consejera, y se han dejado llevar por ella, por eso ya las tierras no son productivas.

Apartaron a Oshún de su camino, lo cual Oloddumare les aconsejó no hicieran e incumplieron.

Ahora deben ofrecer a Oshún sacrificios recogiendo su miel y servirla como hacen las abejas con su Reina en los panales.

Las abejas entendieron y acataron la palabra de Orula, y así lo hicieron.

Después de lo sucedido Oloddumare le brindó a la hermosa Oshún una corona de oro por comportarse con dignidad y humildad ante las maldades de los demás.

Es por ello que se dice que cada panal sólo tiene una reina y esa es nuestra Oshún, la que con su miel se encarga de hacernos felices a todos, abrirnos caminos y endulzar los obstáculos de la vida.

Consejo sabio: Cuando veas que tu sonrisa se apaga y en tu corazón sientas un gran vacío prueba en tus labios un poco de miel al pie de Oshún o invócala, y verás que este sencillo ritual cambiará tu día. 

  • Abajo compartimos un interesante artículo sobre cómo hablar con la hermosa Oshún.

Compartimos algunos poderosos rituales y más sobre la miel:

Miel de Oshún
error:
Copy link
Powered by Social Snap