Saltar al contenido

Obras con Shangó para vencer enemigos

Obras con shangó para vencer enemigos

Esta obra es efectiva y mucho más si tu amor y tu fe la depositas en el Rey Shangó que interfiere siempre que se le necesita, con las obras que le dediquemos nos brindará fortaleza para vencer a los enemigos.

Shangó es guerrero, defensor y protector por naturaleza, en la religión yoruba es muy adorado por su valentía, la fortaleza que emana y la voluntad de lucha que siempre posee. Es una deidad que nos brinda alegría, energía y vitalidad.

Trabajaremos con una de las frutas de Shangó: el plátano, fruto que atrae buenas vibras, además se le atribuye el poder de llamar a la alegría y el optimismo, y como alimento es fuente de minerales, fibras y vitaminas.

Ritual para vencer enemigos con Shangó

Los enemigos interfieren, obstaculizan nuestro andar por la vida, pero tener enemigos también es sinónimo de que poseemos fortaleza y de que otros son capaces de apreciarla.

No obstante, esta no es una obra negativa, ni para hacer daño, es un ritual que nos limpia el camino, que nos ayuda a dar claridad a esas personas para que nos dejen en paz y nos saquen de sus pensamientos.

Ingredientes que necesita:

  • 6 plátanos de fruta (también llamados bananos, guineos) verdes
  • 1 plato grande de color blanco
  • 2 velas de color rojo o blanco
  • Manteca de corojo
  • 1 cinta de color rojo
  • 6 centavos

¿Cómo preparar la ofrenda?

Recuerda que es importante lavar siempre los frutos que utilicemos en las obras, deben entregarse limpios a las deidades. Los plátanos deben estar lavados y ya secos los pones encima de tu plato blanco.

  1. Encenderás las velas y delante de Shangó colocarás el plato con los plátanos.

En caso de que no tengas coronado Shangó puedes realizar esta obra, para ello la debes colocar en un lugar de la casa donde otras personas no la vean.

  1. Irás untando manteca de corojo a cada plátano, uno por uno con tus manos.

Es importante establecer una conexión de energía entre nosotros y los elementos de la ofrenda, por ello siempre se recomienda preparar el ritual directamente con nuestras manos, sin utilizar herramientas, siempre que se pueda.

Mientras untas la manteca conversa con Shangó, este es un espacio para meditar, agradecer y reflexionar sobre aquello que deseas y necesitas.

Conversar y pedir son cosas diferentes, solo pedirás su bendición y asistencia, dándole conocimiento de la razón por la que realizas este ritual.

  1. Cuando hayas terminado amarras todos los plátanos con la cinta roja.
  2. Esta obra de solicitud la dejarás puesta por 6 días y después irás a una palma y te limpias con 6 centavos (la limpieza se realiza comenzando por la cabeza y terminando por los pies).
  3. Dejarás allí el addimú (ofrenda) junto al derecho (los 6 centavos).
  4. Recuerda que debes dar 6 toques a la palma para saludar a Shangó.

Espero que la intervención de Shangó le sea rápida y bendecida para que logre alcanzar su destino con salud y prosperidad.

Los contenidos más buscados:

error: