Saltar al contenido

Advertencias de Ika Meyi: Por su fuerza de voluntad no conoce rendición

Odun Ika Meyi

Ika Meyi es un odun de Ifá que amerita ser muy selectivo y cuidadoso, porque cuando la persona se compadece en exceso de otros y se convierte en su protector, estos terminan traicionándolo y robándose su iré.

Ayude a sus semejantes hasta donde usted pueda, pero no realice esfuerzos sobrehumanos por estos, pues la ingratitud será la paga que recibirá por sus buenas acciones.

Guarde una carta bajo la manga para salvarse de las adversidades

Este Ifá prohíbe al babalawo entregar a sus ahijados todos sus poderes religiosos.

Usted debe guardar para sí una carta debajo de la manga con la que pueda salvarse, para que nunca pierda su estatus de patriarca dentro de su casa religiosa.

En Ika Meyi el oluo tiene prohibido consagrar en Ifá a personas practicantes de otras religiones.

El religioso regido por el odun Ika Meyi fracasa por su propia cabeza

Por desobediente se puede perder Ika Meyi.

En este odun la persona es rebelde y no acepta órdenes ni consejos de los demás.

El orgullo y el carácter cerrado pueden conducir al hombre a un abismo de perdición.

El individuo en este signo posee conocimientos y destreza para triunfar, pero al tener un proceder truculento va destruyendo las oportunidades que se presentan en su camino.

Las bendiciones y las maldiciones en Ika Meyi llegan de forma inesperada

Ika Meyi posee una gran fuerza de voluntad, fortaleza que lo ha impulsado lejos en la vida, a pesar de padecer altas y bajas el religioso regido bajo este signo no conoce la palabra rendición.

En esta letra es tabú:

  • Maldecir a las personas, pues los maleficios pronunciados regresan a su lugar de origen dañando a quien los provocó.

Este signo concede un especial valor a lo inesperado, pues la suerte que llega sin esperarse saca al hombre de padecer necesidades.

Aunque en menor grado las sorpresas pueden ser no gratas, por ende, el religioso debe estar siempre listo para la guerra.

La imposición para vencer sobre los enemigos

En Ika Meyi no se entra en cuevas ni se curiosea en huecos porque en estos sitios el religioso encuentra su desgracia.

En este odun nació la danza del sacerdote de Ifá con la cabeza del animal de cuatro patas en las manos, para que de la misma forma que baila con la cabeza se imponga sobre sus enemigos.

Dice Ifá que en este signo por bondad se sufre de:

  • Traición,
  • pérdida y
  • engaños.

Otros artículos con odun de Ifá y más consejos:

Odun Ika Meyi
error:
Copy link
Powered by Social Snap