Saltar al contenido

Gracias a Ika Iroso los Babalawos tienen Osun ¡Conoce el Pataki!

Por: Ninette Caren Fernández

Osun Babalawos

Este avatar relata las costumbres de los primeros Babalawos que vivieron sobre la tierra.

Estos acostumbraban a reunirse con Olofin para debatir sus necesidades las que se correspondían con hacer más eficiente el cumplimiento de la palabra de Ifá sobre la tierra.

Pataki donde Olofin concede la llegada de Osun

En una de estas reuniones el Orisha supremo preguntó qué menesteres todos consideraban que debían ser prioritarios.

Ya que este poseía el conocimiento que existían muchas personas enemigas de la religión que se dedicaban a dificultar el trabajo de los sacerdotes de Ifá y a procurarles maldiciones.

Entonces un silencio sepulcral invadió el recinto y los Babalawos comenzaron a pensar en que cosa necesitaban por encima de las demás.

Por lo que comenzaron a plantear muchísimos requerimientos, sin detenerse a interpretar realmente las palabras que Olofin había pronunciado.

Fue Ika Iroso quien pidió un vigía para la protección de todos

Ika Iroso que guardaba silencio irrumpió todas las declaraciones de sus hermanos para pedirle a Olofin lo que él consideraba una urgencia, que era:

Un emisario que les avisara de los fenómenos que se avecinaban, para de esta manera poder estar preparados en el momento preciso que ocurrieran y de esta forma salir lo más ilesos posible.

Olofin se manifestó totalmente de acuerdo con Ika Iroso mostrándose interesado en su propuesta, por lo que indagó como creía este que debía ser representado el gran vigía.

El Oluo contestó que debía ser un Osun, para que con sus dones se mantuviese alerta del sendero del destino.

El Orisha supremo asintió con la cabeza y dijo To Iban Eshu, frase con la que aseguraba el cumplimiento de la llegada de Osun.

Y desde ese día todos los sacerdotes de Ifá se consagraron en Osun y representaron la deidad en su casa.

¿Conoces a Osun, el Orisha de la estabilidad?

Osun desde las alturas vela por la seguridad del hogar, protege el ilé de los enemigos y las hechicerías.

Este santo se considera uno de los fundamentos más grandes en la religión yoruba, pues representa la estabilidad del ser humano, siendo considerado dentro de los Orishas Guerreros.

Esta deidad no solo avisa a los religiosos de la llegada de algún peligro debido a que también ejerce como mensajero directo de Olofin y a través de este el Orisha envía alertas a sus hijos para advertirlos y protegerlos del mal, para que de esta forma no lleguen los osogbos a sus vidas.

Debido a su gran importancia Osun es uno de los primeros santos que debe recibirse.

Conoce más sobre Osun y los Guerreros de la Osha:

Osun Babalawos
Etiquetas
error:
Copy link