Saltar al contenido

10 Cosas que quizás desconocías sobre «La Virgen de la Candelaria»

Virgen de la Candelaria

Nuestra Señora de la Candelaria es una reconocida advocación mariana, a la cual se festeja en numerosas partes del mundo este 2 de febrero.

La Virgen de la Candelaria es una de las advocaciones más antiguas de la Virgen María, cuya fiesta litúrgica se celebra en toda la Iglesia Católica el 2 de febrero, aunque su fiesta mayor se celebra el 15 de agosto en las Islas Canarias en España.

Proponemos ahora, 10 elementos que quizás desconocías sobre la Virgen de La Candelaria y su celebración en Cuba:

1. La Virgen de la Candelaria apareció por primera vez en Tenerife, España

Quien es la Virgen de la Candelaria

Se dice que la imagen de la Virgen apareció por alrededor del 1400 en la desembocadura del barranco de Chimisay, en el municipio canario de Güímar, 95 años antes de la conquista de Tenerife.

Si bien la imagen original que se veneraba en la isla Canarias, desapareció como resultado de una catástrofe natural, en uno de los templos de la isla se conserva una muy similar.

También en Santa Cruz de Tenerife un hermoso y espacioso santuario está dedicado a esta devoción.

Y es que hasta el siglo XIX La Candelaria fue considerada Patrona única de las siete islas principales que conforman Tenerife. Pero al dividirse las regiones eclesiásticas, ha permanecido como patrona solo de la diócesis de Tenerife.

No obstante, a la Virgen de la Candelaria se le atribuyen en el mundo, rituales y milagros que le han dado el título de «Patrona Universal» en España. En todo el país es una de las deidades más veneradas.

2. Se le conoce como La Virgen Negra

En algunas de las representaciones de La Candelaria, podemos ver que su cara es negra y sus ropajes se llenan de azules, blancos y dorados. Además, carga a un bebé en el brazo izquierdo.

Se dice que su imagen se debe a la significación esotérica de reconocida fama y milagros que, sin negar la tradición cristiana de María, tienen las conocidas como «Vírgenes Negras».

3. El origen del culto a La Candelaria podría ser un ritual pagano

La devoción como fiesta de “las candelas” por la Presentación del Niño Jesús en el Templo y la Purificación de la Virgen María, podría tener su origen en fiestas profanas de la antigua Roma, como han explicado numerosos expertos.

El nombre de la fiesta de La Candelaria procede de las velas (o candelas) que los devotos portaban en las procesiones, por lo que la fiesta reemplazaría los grandes festejos de la expiación y purificación que tenían lugar en la antigua Roma a mediados de febrero.

Así que se cambió esta celebración pagana al día 2 de febrero, 40 días después de la Navidad.

Y en Tenerife, los aborígenes, también conocidos como guanches, rendían culto a una imagen aparecida en sus costas en el siglo XIV, previo a la entrada del catolicismo a ese territorio.

4. Existe un gran culto a La Candelaria en América

Los inmigrantes españoles que llegaron a América en tiempos de la conquista, trajeron consigo la fe en Nuestra Señora de la Candelaria.

Se dice que el conquistador Hernán Cortés era gran devoto de la virgen por eso, hay más de 30 lugares en el continente americano, que llevan su nombre en homenaje.

Perú, México y Cuba, son los países latinoamericanos con mayor presencia del culto a la Virgen de La Candelaria.

5. La Candelaria llegó a Cuba con los canarios

La devoción mariana como Virgen de la Candelaria llegó a Cuba, como al resto de Latinoamérica, de la mano de los inmigrantes canarios, fundamentalmente gente trabajadora de campo.

Pero se dice que su culto alcanzó en poco tiempo una difusión inmensa en la realidad cubana, convirtiéndose en fiesta patronal de más de un poblado.

Este proceso comenzó casi al mismo tiempo que la publicación por primera vez en Sevilla, en 1594, del libro del sacerdote dominico Alonso de Espinosa “Del Origen y Milagros de la imagen de Nuestra Señora de la Candelaria que apareció en la Isla de Tenerife”, que potenció muchísimo el culto a la virgen en numerosas partes del mundo.

6. Es la Virgen patrona de la provincia de Camagüey

En Cuba, La Candelaria es la patrona de la provincia de Camagüey.

Allí se ubica una talla suya en el altar de la Parroquia Mayor y los cubanos acuden cada 2 de febrero a celebrar una multitudinaria misa en la que le rezan, le ruegan y le piden su bendición a la Virgencita.

La historia indica que la Villa del Puerto del Príncipe, hoy Camagüey, fue fundada oficialmente durante las fiestas de la Candelaria de 1514 y que para entonces ostentaba el título de ciudad.

También existe un pueblo cubano que lleva este nombre, Candelaria, fundado por los canarios hace varios siglos y varios poblados la tienen como patrona y protectora.

7. «Cortar las puntas del cabello» y otras tradiciones cubanas

Para celebrar el Día de la Candelaria, la tradición indica a muchas personas recortar su cabello y también podar los árboles, pues se dice que la bendición de la virgen les dará a ambos, mayor fuerza y vigor.

Durante la celebración en distintas partes de Cuba el 2 de febrero, se bendicen las candelas que se van a necesitar durante todo el año.

Así, los lugareños le piden a La Candelaria que nunca falte la luz en los hogares y que aleje la oscuridad y los malos augurios.

Ese día se celebra una misa a la que acuden los fieles con las velas, que son bendecidas por el sacerdote y llevadas en una corta procesión entre dos iglesias cercanas o por el interior de la misma iglesia.

Tradiciones en honor a la Candelaria en Cuba

Así es la celebración en el poblado de Ceiba Mocha, en Matanzas, donde la Fiesta de la Candelaria se ha convertido también en tradición cultural repleta de encanto en la que cientos de devotos encienden velas y las portan hasta la pequeña iglesia de la localidad, a la cual creyentes y no creyentes acuden en busca de bendiciones.

Destaca la presencia del culto a La Candelaria en la región del Escambray, en la ciudad de Trinidad. Sobre las estribaciones de la Loma del Vigía está enclavado el templo dedicado a La Candelaria conocido como “La Popa”, cuyas romerías alcanzaron inmenso esplendor.

Más al occidente en el propio macizo del Escambray, pero más cerca de Cienfuegos, el pequeño pueblo de La Sierrita tiene como patrona también a la Virgen de la Candelaria y el siguiente pueblo por el camino se denomina San Blas, para que la imagen se trasladara de ida y regreso cada 3 de febrero con facilidad.

También en el “Valle de los Ingenios”, en Trinidad, desde que se fundó el caserío de Río de Ay en el siglo XVIII, se celebraron los festejos de La Candelaria, cuya fiesta se costeaba cada año por medio de rifas y limosnas.

8. La Fiesta de la Candelaria se celebra por 3 días en Cuba, como en España

La Candelaria se celebra durante tres días, desde las vísperas, el día primero de febrero, pasando por el día dedicado propiamente a la Candelaria que es el 2 de febrero, hasta el día siguiente en que se festeja a San Blas obispo.

También se continúa en Cuba la costumbre canaria de llevar en peregrinación el 3 de febrero, la imagen de San Blas, en recorrido de ida y vuelta, hasta el templo de la Candelaria, para ser bendecida.

9. El culto a La Candelaria fue en sus inicios, mayor que el de La Caridad del Cobre en Cuba.

La Candelaria y su culto, en sus inicios, se difundía por cada localidad o asentamiento de inmigrantes canarios.

Por ello, se dice que para el siglo XIX, existían en toda la Isla solamente cinco templos parroquiales dedicados a la Virgen de la Caridad del Cobre, hoy patrona de Cuba, y todos clasificados como parroquias de bajo rango.

En contraste, la devoción a la Virgen de la Candelaria durante los tres primeros siglos de historia contemporánea, alcanzaba la cifra de 14 templos dedicados.

Y siete pueblos de relativa importancia la tenían como Patrona, contando a una de las primeras villas cubanas, Camagüey o Puerto Príncipe, mientras que solo dos estaban dedicados a la Virgen de la Caridad.

Ya para el siglo XX, con una mayor difusión de la advocación mariana como Virgen de la Caridad, su culto superó significativamente en número de lugares de culto dedicados al de La Candelaria.

10. La Virgen de la Candelaria sincretiza con la Orisha de la Centella, Oyá

Como resultado de la transculturación, Nuestra Señora de La Candelaria es sincretizada con Oyá, Orisha africana y diosa de la religión yoruba vinculada al poder de los vientos, de los vientos de cambio y los vientos de la Mente.

Oyá Yansa es la diosa acompañante del orisha regente Obbatalá y representa el Aire Puro. Es la diosa de las tempestades y del viento fuerte que las precede.

En Cuba, Oyá se asocia con otros fenómenos atmosféricos, tales como la centella, la tromba de viento y el rayo y su culto es extremadamente importante y sagrado en la religión afrocubana.

Conoce más sobre Oyá, la Orisha dueña del oxígeno que respiramos:

Contenidos más leídos:

error:
Enviar este mensaje
Hola, necesito consultarme. ¿Puede enviarme la información y el precio de las Consultas Espirituales guiadas por una Santera Espiritista? Gracias. Ashé🙏