Saltar al contenido

¿Cómo se realiza una Misa Espiritual? Dar luz a los espíritus

Misa espiritual

La Misa Espiritual es una manera de honrar a los espíritus y de buscar su apoyo y su protección.

Es un elemento sincrético adoptado por la religión afrocubana resultante de los ritos espiritistas y de las misas católicas.

Las misas espirituales implican una reunión de personas que invocan a entidades de Eggun o espíritus de los difuntos, ante una bóveda espiritual.

Este espacio espiritual que se crea en nombre de los espíritus logra establecer una conexión con seres de luz, pero también con seres oscuros, por ello la persona que está realizando la misa debe tener los conocimientos necesarios para guiar y conectar en el plano espiritual, en favor de todos los presentes.

¿Cómo se inicia una Misa? 

Las misas espirituales se realizan de muchísimas formas, en dependencia de la persona que la guíe y las costumbres religiosas que esta posea. En cuestiones espirituales cada persona posee dones particulares, que se pueden expresar, incluso, de la forma en que los espíritus guíen e indiquen.

La Misa comienza con la lectura de oraciones de amor al Padre Celestial y otras para la invocación a los espíritus, para que concurran y se establezca la comunicación.

Los asistentes se sientan en torno a la mesa que constituye el eje principal del altar que estará cubierta con un mantel blanco y objetos que conforman la Bóveda, en posición de reposo, dirigida a los espíritus guías.

A ambos lados, se sientan los principales médiums y se dice esta oración:

Oración que da inicio a la Misa Espiritual:

Rogamos al Señor Todopoderoso que nos envíe buenos espíritus para asistirnos, alejen a los que pudieran inducirnos en el error, y que nos de la luz necesaria para distinguir la verdad de la impostura.

Separad también a los espíritus malévolos, encarnados o desencarnados, que podrían intentar poner la discordia entre nosotros y desviarnos de la caridad y el amor al prójimo.

Si alguno pretendiera introducirse aquí, haced que no encuentre acceso a ninguno de nosotros.

Espíritus buenos que os dignáis a venir aquí a instruirnos, hacednos dóciles a vuestros consejos y desviad de nosotros el egoísmo, la envidia y los celos, inspirando indulgencia y benevolencia para nuestros semejantes presentes y ausentes, amigos y enemigos.

Haced, en fin, que en los sentimientos de caridad, humildad y abnegación de que nos sintamos animados, reconozcamos vuestra saludable influencia.

A los médium a los que encarguéis de transmitirnos vuestras enseñanzas, dadles la conciencia de la santidad del mandato que les ha sido confiado y de la gravedad del acto que van a cumplir, con el fin de que tengan el fervor y el recogimiento necesarios.

Si en esta reunión se encontrasen personas que fuesen atraídas por otros sentimientos que no sea el del bien, abridles los ojos a la luz y que Dios les perdone si vienen con malas intenciones.

Rogamos muy particularmente al espíritu de nuestro guía espiritual, que nos asista y vele sobre nosotros.

Asistiendo y alumbrando a los guías y protectores

Para la realización de una Misa Espiritual, siempre se requerirá de vasos con agua, como elementos de comunicación con el plano de los espíritus, sobre todo con aquellos protectores, guías y de labor.

Se encenderá una vela al comienzo de la misa y se dejará consumir en su totalidad, aunque deberá ser reemplazada si se está apagando y aún no ha concluido la sesión.

Las velas son un elemento básico y muy importante dentro de cualquier ceremonia porque nos conecta con los planos espirituales.

Importancia de celebrar las Misas Espirituales

Las Misas Espirituales, además de permitir una comunicación con los Egguns ante situaciones determinadas, ayudan a los espíritus a continuar tranquilamente su camino al más allá.

También permiten desarrollar capacidades mediunímicas y dar atención a alguna entidad de Eggun que lo necesite, dando luz y elevación a los espíritus estancados o que necesiten asistencia.

Igualmente, la Misa Espiritual permite mostrar a los ancestros, pasos importantes en la vida de las personas, como las consagraciones.

Mediante ella puedes conocer los nombres, características y cualidades de aquellos espíritus de luz que te acompañan y protegen, estos seres, mediante la misa se comunican, te hablan, pidiéndote que los asistas y les des luz.

Entre el cielo y la tierra no hay nada oculto, y es precisamente la misa espiritual la que nos permite descubrir, indagar y entender los secretos que se esconden más allá del plano terrenal.

Misa espiritual
error:
Copy link
Powered by Social Snap