Saltar al contenido

¿Por qué Orula maldijo al Perro a vivir bajo el mandato del Hombre?

Por: Ninette Caren Fernández

El perro en Ogbe Otura

Orunmila el gran adivino de Ifá tenía un perro, el cual era un animal muy obediente e inteligente, este se había percatado que Orunmila tenía gran Ashé y quería ser poseedor de sus mismas virtudes.

Por lo que comenzó a observarlo con el fin de descubrir dónde radicaba su suerte, hasta que logró percatarse que sus poderes provenían de Ifá y de sus artículos religiosos.

Entonces el perro comenzó a hacer hechicerías para cazar al adivino.

Pataki de Ogbe Otura: El perro y el secreto de Orunmila

Shangó quien esperaba a Orunmila al pie de la ceiba ya se había percatado que el perro actuaba de forma sospechosa y trató de advertirle a Orula.

Pero este no creyó posible que su animal de confianza fuese capaz de traicionarlo.

El perro era un animal astuto, este había servido bien al adivino, hecho que en antaño le permitió ganarse la confianza del Orisha.

Shangó estaba seguro de las malas intenciones del perro, pero al advertirle a Orunmila este lo había renegado, motivo por el que el Orisha del fuego se sentía disgustado y terminó marchándose del pueblo.

Orula continuaba confiando en el gran poder de la lealtad

A la mañana siguiente Orula avanzó a su punto de encuentro con Shangó y al percatarse que este se había ido pensó que no estaba solo pues el perro supliría su lugar, pero al buscar al perro tampoco lo encontró.

Cuando Orunmila regresó a su casa se encontró al perro hablando con Obatalá, este le daba las quejas al Orisha blanco de la desconfianza que Shangó tenía en él y el sabio entonces respondió que motivos tendría para hacerlo.

Orula se molestó con Obatalá al hablarle así al perro y lo invitó a abandonar su residencia.

Por su alta traición el Perro recibió un gran castigo

Tiempo después Orunmila enfermó producto a todos los polvos que el perro le daba a comer y este deseoso tomó su lugar.

Se colocó su gorro amarillo y verde y comenzó a utilizar su tablero para lograr sus propósitos.

Shangó a quien había llegado la noticia de la enfermedad de su amigo fue a visitarlo.

Al llegar a su casa comprobó su estado y dirigiéndose al perro con indignación le arrebató el gorro, se lo colocó a Orunmila y lo tocó con el irofa.

El oráculo reaccionó ante el poder de Ifá y estando de frente al perro lo maldijo desterrándolo a vivir eternamente bajo el mandato del hombre.

Negándole de esta forma el protagonismo que tanto deseaba como pago por su alta traición.

¿Deseas conocer más sobre Orula, el gran Oráculo de Ifá?

El perro en Ogbe Otura
Etiquetas
error:
Copy link