Saltar al contenido

Rezamos a Dios para desterrar el mal genio y el oscuro rencor del corazón

Oración para calmar la ira

En muchos períodos en nuestras vidas, nos vemos acodados por problemas de diversa índole, algunos de los cuales atentan contra nuestro carácter y nuestra manera de manejar disímiles situaciones.

Las dificultades económicas, problemas con nuestra familia, rupturas amorosas, entre otras, hacen que nos dejemos llevar por el mal genio, la ira y el rencor.

A veces actuamos sin pensar que el enojo además de hacer daño a los que nos rodean, nos hace daño a nosotros mismos.

Nunca debemos dejarnos llevar por el rencor y el mal genio, son venenos que poco a poco nos roban la bondad del corazón.

¿Cómo eliminar la ira y los sentimientos oscuros de mi vida?

Si esos sentimientos guían nuestras acciones, podemos pensar que, con seguridad, el resultado será negativo.

Podemos volvernos iracundos y amargados, las personas nos evitarán y aislados, sufriremos.

Debemos aprender a lidiar con las diversas situaciones de la vida para no entregarnos al enojo y el mal genio.

Algunas técnicas que pueden ayudarnos:

  1. Sé consciente de la situación, ponte en los zapatos del otro y piensa antes de hablar en momentos de ira.
  2. Cuando llegue el enojo no enfrentes la situación, retírate e intenta relajarte, coloca inciensos, velas aromáticas y reflexiona sobre lo que te afecta.
  3. Aceptar y reconocer que estamos siendo acechados por sentimientos negativos es un gran paso.
  4. Medita, respira profundo, siéntate en un lugar tranquilo y siente como todo pasa.
  5. Realizar oraciones y plegarias que nos ayuden a conectarnos con Dios y nuestros guías espirituales.

Es por este motivo que debemos rezar y orar, entregando con fe y desde el corazón, estas emociones negativas para que nuestros guías espirituales, con su fuerza y sabiduría, nos ayuden a manejar el mal carácter y a ser personas alegres, rodeadas por nuestros seres queridos.

Recemos entonces cada día, pidiendo aprender a manejar la ira y el mal genio e implorando al padre celestial que ilumine nuestras vidas y nos llene de su tranquilidad y sosiego.

Hermosa oración para calmar la ira y tranquilizar el alma

Esta es la oración que debemos elevar para calmar el mal genio y la oscuridad en nuestro corazón.

  • Podemos prender una vela blanca y en un lugar tranquilo respirar profundo y comenzar el rezo.

Padre Santísimo, Dios Todopoderoso, hoy vengo ante ti humilde y arrepentido de mis pecados.

Yo (di tu nombre) … reconozco mis faltas, las confieso y te pido perdón por todo pecado de ira, rencor, mal genio, impaciencia, intolerancia, rebeldía y soberbia

No quiero que mis seres queridos se alejen de mí, ni tener en mi interior estos sentimientos de enfado, ni ser generador de violencia.

No quiero tampoco tener resentimientos en mi vida y es por eso que perdono las ofensas o daños que me hayan ocasionado otras personas, y no guardaré más estos sentimientos oscuros en mi corazón.

Oh, mi buen Dios, te suplico que me liberes de estos malos sentimientos y te pido que sanes completamente mi mente, mi corazón y mis emociones negativas.

Padre celestial, en cambio, te ruego que me regales un espíritu noble, manso, apacible y alegre.

Desde hoy mi Señor, renuncio a la ira, renuncio al rencor, renuncio al mal genio, renuncio a la impaciencia, renuncio a la intolerancia, renuncio a la rebeldía, renuncio a la soberbia, renuncio a los pleitos, a las peleas, disputas y a todos los malos sentimientos.

Pido que seas tú mi consuelo, mi consejero, mi sosiego y mi paz.

Te llamo ahora Dios mío, porque en ocasiones estos malos sentimientos me superan, pero no los quiero más en mi vida.

Padre Santo, desde este momento te doy infinitas gracias, porque sé que has escuchado mis súplicas, y de inmediato comenzarás a actuar en mi vida, para dejar atrás todos mis sufrimientos y pecados.

Por eso confío plenamente en ti, porque sé que tienes gran poder en mi vida, para mi bien y el de todos mis seres queridos.

Mi amado Dios, gracias por tu misericordia y tu bondad hacia mí, gracias por el perdón de mis pecados y gracias por revestirme de tu gracia.

Ahora me dispongo a recibir tu amor, tus bendiciones y tu liberación. Amén

Si deseas calmar la ira y el enojo en otra persona le recomendamos este rezo:

Rezos poderosos que nos devuelven la fe, para toda la semana:

Oración para calmar la ira
error:
Copy link
Powered by Social Snap