Saltar al contenido

¿Por qué el religioso debe pedir la bendición de los Orishas al amanecer?

Pedir la bendición

El chivo gobernaba sobre la tierra, sintiéndose muy sabio y conocedor de todos los secretos y soluciones posibles para cada situación.

Este se negaba a aceptar consejo alguno, pues aseguraba que solo él se encontraba capacitado para desempeñar tal labor.

Pataki sobre la importancia de pedir la bendición de los Eggun, Orishas y astros

Debido al comportamiento del chivo la tierra se encontraba en osogbo, siendo improductiva y desafortunada, por lo que sus habitantes vivían sin la esperanza de que su situación mejorase algún día.

El chivo tenía varios hijos y sobre todos derramaba ofensas, dejando libre de este trato solo al más pequeño quien se pasaba el día entero hurgando en asuntos ajenos sin recibir ningún regaño por su comportamiento.

En cierta ocasión el maltrato fue tanto que los hijos del chivo decidieron marcharse de su tierra, situación en la que serían seguidos por muchas personas. 

Olofin quien se había puesto al tanto de la situación envió a Eshú para que aconsejara al chivo.

Eleguá aconseja al chivo para que no pierda su corona

A la llegada de Elegguá el chivo lo recibió a gritos exigiéndole que lo dejase tomar sus propias decisiones.

El Orisha dueño de los caminos al ver esto solo le explicó al chivo que si no iba a ver a Orunmila se quedaría gobernado sin súbditos por lo que perdería la corona.

Este al interiorizar las palabras del santo fue a casa del gran oráculo de Ifá, quien lo consultó aconsejándole realizar un cambio de forma urgente en su conducta. 

El adivino de Ifá le dijo al chivo que debía también hacer ebbó si quería salvarse.

Al pedir la sagrada bendición de las deidades, estas guiarán tu camino

Del mismo modo debía pedir todos los días al amanecer la bendición de los Eggunes, los Orishas y los astros para que estos lo bendijeran guiando su camino y lo reconocieran como un ser humilde dándose cuenta que este quería cambiar su forma de ser y convertirse en el verdadero rey que la tierra necesitaba.

Ifá le advirtió al chivo que debía ofrecerle una disculpa a sus súbditos y sus hijos si deseaba que estos volviesen a apreciarlo, hecho que el rey acometió instantáneamente.

Haciendo Ebbó y cambiando de conducta el rey se salvó

De este modo el chivo quien había aceptado todos los consejos y se había realizado el ebbó, pudo ver poblado su reino nuevamente tornándose próspero y productivo.

Así el chivo pudo vivir feliz en su tierra junto a sus hijos, quienes lograron enorgullecerse de tener un padre tolerante y receptivo ante las críticas constructivas y las sugerencias dadas por otros.

Otros artículos sobre el sagrado ebbó en la Osha:

Pedir la bendición
error:
Copy link
Powered by Social Snap