Saltar al contenido

Significado del refrán del odun Okana «Rey muerto, príncipe coronado»

Rey muerto príncipe coronado

Los refranes son esas palabras llenas de sabiduría que llegaron acompañando a nuestros ancestros en otro lenguaje y que hoy forman parte de la cotidianidad y de las enseñanzas diarias de la vida.

Y muchos son los que trajeron los esclavos provenientes de diferentes regiones de África, y que como resultado del sincretismo y la transculturación, se ha sumado a la identidad cubana.

En la religión de los yorubas que nos fue heredada, específicamente en la Regla de la Ocha, los Oráculos se expresan a través de un odun o letra a cuyas combinaciones les corresponden refranes.

Estas sabias orientaciones versan sobre:

  • El respeto a la familia, a los ancianos, los deberes, la devoción a las deidades, etc., y muestran a los religiosos la mejor manera de seguir el camino de la vida.

El refranero yoruba es sumamente amplio, compuesto de viejos proverbios africanos y refranes de origen multiétnico y multicultural, pertenecientes a la religión de Osha-Ifá.

Todos enmarcan la sabiduría y la conducta que deben seguir los practicantes de la Regla de la Ocha.

En la Regla de la Santería es poco probable que exista una consulta sin un refrán adivinatorio alegórico a las Letras del Odun, según sea el oráculo del Dilogún o el de Ifá sub-sistema oracular empleado.

En este artículo hablaremos específicamente del significado que encierra uno de los refranes del Dilogún en el signo Okana, que dice: Rey muerto, príncipe coronado.

Okana aconseja: No dejes tu lugar, porque otro puede ocuparlo

La primera letra del Dilogún corresponde a Okana, cuyo primer refrán dice así: “Rey muerto príncipe coronado”.

Como vemos, esta frase breve se usa para llamar a la reflexión y dar una enseñanza relativa a los sistemas monárquicos, pues cuando un rey muere, lo sucede en la corona de manera inmediata su hijo, el príncipe.

Esto es un proceso que se suele hacer con rapidez, por lo que incluso, de no estar presente el príncipe heredero, otro hijo del rey podría quitarle el derecho al trono.

El significado implícito de este refrán indica que:

  • Nadie es imprescindible y que cuando deja su lugar, siempre hay otra persona que puede ocuparlo.

Patakí Yoruba que nos regala un gran consejo

Cuenta un patakí yoruba asociado a este odun, que un día El Creador, OIofin, mandó llamar al perro para darle un cargo importante, pero el animal no llegó, a pesar de que se levantó muy temprano para acudir al lugar.

El hecho es que cuando el perro iba por el camino, se encontró un hueso y decidió comerlo.

En ese proceso demoró tanto que la tiñosa llegó primero a casa de Olofin, a pesar de haberse levantado más tarde.

Así, Olofin le concedió el importante cargo a la tiñosa y cuando el perro llegó se quedó sin nada. Por eso se dice que la tiñosa en la mensajera de Olofin.

El que se confía de su suerte y se cree importante o imprescindible puede llegar a perderlo todo, recordemos que la humildad y la consciencia nos harán más sabios.

Conoce más sobre Ifá, y la sabiduría de su palabra:

Contenidos más leídos:

error:
Enviar este mensaje
Hola, necesito consultarme. ¿Puede enviarme la información y el precio de las Consultas Espirituales guiadas por una Santera Espiritista? Gracias. Ashé🙏