Saltar al contenido

Supersticiones cubanas relacionadas a la Buena Fortuna ¿Las conocías?

Por: Ninette Caren Fernández

Supersticiones positivas

Como todo en la vida algunas reglas poseen excepciones y no todas las supersticiones cubanas que se conocen se encuentran asociadas con sucesos desafortunados.

Muestra de esto es la creencia que ver niños jimaguas en el deambular cotidiano por la calle da buena suerte, algunos afirman que vestir de rojo o llevar consigo una pulsera de este tono es un efectivo talismán contra el mal de ojo.

Las supersticiones y el matrimonio

Para bendecir una unión matrimonial se lanza arroz sobre los novios cuando salen de la iglesia o del palacio de los matrimonios.

Relacionadas con las nupcias se tejen otras tradiciones en la isla caribeña en las que la novia debe llevar el día de la boda:

  • Algo nuevo,
  • algo usado,
  • algo azul y
  • algo prestado.

Pues estos elementos traerán la suerte a los recién casados.

¿Qué hacer cuando se pierde un objeto en la casa?

Cuando se pierde algún objeto en la casa los abuelos aconsejan amarrar a San Dimas, al cual se advierte que permanecerá atado hasta que ayude a hacer aparecer lo perdido y solo así el santo se librará de la atadura.

¿Cómo curar el hipo según los abuelos?

Se cree que cuando los pequeños tienen hipo y se le coloca un fragmento de hilo sobre la frente el malestar se les pasa más rápido.

Otro dato inusual se relaciona con los lunares corporales, pues los ancianos de la familia afirman que los niños que nacen con muchos nevos gozan de buena fortuna en la vida.

Del mismo modo que lo hacen los que nacen en fechas señaladas.

El acto de pedir la bendición a los padres

La superstición de pedir la bendición a los mayores antes de salir de la casa garantiza el éxito en la empresa que se vaya a desarrollar.

Muchas personas confirman la creencia que tomar agua serenada tranquiliza el nerviosismo y aporta calma en los momentos desesperados y de aflicción.

La música aleja la mala suerte

Las tradiciones cubanas recogen la popular frase:

El que canta sus males espanta.

Haciendo referencia al hecho de alejar las perturbaciones y las desgracias a través de la música.

La herradura de la fortuna

Otro método común para hacerse con la buena suerte es colocar en el interior de la casa la herradura de la fortuna.

Amuleto protector que aísla el hogar de las energías negativas y provee el recinto de vibraciones renovadas.

  • ¿Conoces otras supersticiones positivas de Cuba u otros países? Déjanos un mensaje en los comentarios.

Conoce más sobre Cuba, los cubanos y su religiosidad:

Supersticiones positivas
Etiquetas
error:
Copy link