Saltar al contenido

La Virgen del Cisne: Milagrosa santa que da salud y ayuda al necesitado

Virgen del Cisne

La aparición de la Virgen de El Cisne data del 12 de octubre de 1594, y su imagen está relacionada con la salud y la salvación divina.

Se dice que, por esos años, la parroquia de El Cisne era azotada por una gran sequía y por una plaga de ratas que destruyeron los sembrados.

Así, se produjo una inmensa hambruna en todo el territorio. Las personas morían de hambre y ninguna cosecha se lograba en aquellas tierras.

Muchas personas se vieron obligadas a huir del lugar y a emigrar en busca de mejores tierras. Pero trayendo la salvación divina apareció allí la Santísima Virgen María y les dijo a los lugareños que debían construir allí una iglesia, pues ella los habría de asistir para que no volviesen a tener hambre.

Cuenta la leyenda que así les dijo la Virgen Madre de Dios:

“Confiad en mí, porque os voy a ayudar y a proteger para que nunca más volváis a tener hambre; aquí os quiero asistir y levantad en este lugar un templo, que allí estaré siempre con vosotros.”

Los habitantes de la parroquia siguieron las palabras de la Virgen y al construir la Iglesia en su honor, comenzaron a caer las lluvias, se reverdecieron los campos y nunca faltó la comida en la Parroquia del El Cisne.

Esta advocación Mariana es una leyenda ecuatoriana de salvación divina

La Virgen de El Cisne es una advocación mariana de la Iglesia católica, cuyo centro de culto se ubica en la Basílica de El Cisne, en la parroquia El Cisne, provincia de Loja, en Ecuador.

Es la advocación mariana más venerada en ese país.

Muchos son los fieles de La Virgen de El Cisne en el pueblo ecuatoriano. Allí, por iniciativa de Simón Bolívar, cada año, el 15 de agosto, se reúnen devotos de todas partes para rendirle culto, llamando a María «la madre de Dios» por el nombre de Virgen de El Cisne, y pidiéndole prosperidad y salud.

Muchos fieles aseguran que la Virgen María a través de la imagen de El Cisne, ha ayudado a la parroquia y ha realizado numerosos milagros relacionados con la salud de los habitantes del territorio y ayuda para que sus tierras prosperen.

Romería en honor a la Virgen de El Cisne

Cada año alrededor de 500 mil peregrinos acuden a la romería en honor a la Virgen del Cisne que se realiza desde el 15 al 20 de agosto.

Los fieles trasladan la imagen de la virgen desde su santuario hasta Loja, recorriendo alrededor de 75 kilómetros en tres días.

La peregrinación comienza desde el Cisne el 17 de agosto y los fieles arriban a la parroquia de San Pedro de la Bendita ese mismo día.

El 18 de agosto, la Virgen del Cisne parte con rumbo a Catamayo, donde permanece el 19 de agosto y continúa su viaje el 20 con dirección a la ciudad de Loja, donde es recibida por muchos creyentes que le rezan y le agradecen hasta su regreso al santuario el 1 de noviembre.

Peticiones de fe: Oración a nuestra señora del Cisne

Soberana protectora Virgen del Cisne.

Tú, que no abandonaste jamás al que invoca,

consoladora de afligidos,

protectora especial de las almas afligidas.

Cuando venga a decirte mis dolores,

a confiarte mis penas y a derramar a tus plantas lágrimas al recuerdo de los míos que sufren,

de los que amo, de aquellos que la muerte ha arrebatado.

En mi última agonía, en este terrible paso del tiempo

a la eternidad tu eres mi esperanza, Madre Mía acuérdate de mí. Así sea.

Haz que mi corazón se llene de gozo al recibir tus gracias divinas, de madre buena.

Oh Jesús Salvador nuestro que quisiste que tu Madre,

la Gloriosísima Virgen María,

fuera venerada en la hermosa imagen de Nuestra Señora del Cisne;

concédenos bondadoso, que sepamos imitar fielmente

en este mundo el testimonio cristiano de tan Santa Madre y

Reina, cuyas alabanzas esperamos cantar en el cielo.

Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Otras plegarias poderosas que debes conocer:

Virgen del Cisne
error:
Copy link