Saltar al contenido

¿Cómo pedirle a tu Eggun suerte y evolución? Obra para los Espíritus

Cómo pedirle a tu Eggun

Son los poderosos Egguns los que siempre están a nuestro lado y nos protegen, a ellos también se les pide y se les ofrenda para brindarle atenciones, darle luz y que se sientan agasajados.

Los Eggun en la religión yoruba son todos nuestros ancestros y antepasados, esos espíritus que nos cuidan desde el más allá.

Estos se manifiestan de disímiles formas, y aunque muchos no los vean o escuchen ya que es un don otorgado a pocos, ellos son quienes ponen las cosas en tu mente, a través de intuición, sueños, presagios, esa claridad mental que a veces surge.

Esta ofrenda que vamos a preparar es muy hermosa, es para que tu suerte cambie, para que todo fluya y se mantenga en equilibrio y así los caminos se abran con nuevas oportunidades.

Para pedirle a tu Eggun debes tener mucha fe, luego de colocada la ofrenda, habla con ellos con mucha sinceridad y de todo corazón, y ellos te escucharán.

Ingredientes:

  • 1 Ñame
  • 1 Boniato
  • Cazuela de barro o jícara grande
  • Miel
  • Manteca de corojo
  • Maíz tostado
  • 1 vela

¿Cómo se hace esta ofrenda al pie de Eggun para que llegue la suerte y el iré?

  1. Primeramente, pones a hervir los frutos del ñame y el boniato.
  2. Cuando estén bien blandos, los sacas y los pones a enfriar.
  3. Ya estando fríos los aplastas con tus manos como puré y le agregas miel, manteca de corojo y maíz tostado.
  4. Con todo bien mezclado en una sola masa procedes a hacer 9 bolas del tamaño que desees y luego debes ponerlas en el plato o jícara.
  5. Entonces con fe enciendes la vela a Egguns y colocas la obra.

Oración poderosa dedicada a los Espíritus guía protectores de Allan Kardec

Espíritus prudentes y mensajeros de Dios, cuya misión es la de asistir a los hombres y conducirlos por el buen camino, sostenedme en las pruebas de la vida, dadme fuerzas para sufrirlas sin murmurar, desviar de mí los malos pensamientos y hacer que no de acceso a ninguno de los malos espíritus que intentan inducirme al mal. 

Iluminad mi conciencia para que pueda ver mis defectos, separad de mis ojos el velo del orgullo que podría impedirme el verlos y confesarlos a mí mismo.

Vos sobre todo (aquí diga “los muertos que me acompañan” o mencione los nombres de sus muertos si los conoce) y mi ángel de la guarda, que veláis más particularmente sobre mí, y vosotros, espíritus protectores que tomáis interés por mí, haced que me haga digno de vuestra benevolencia.

Conocéis mis necesidades, haced pues, que me sea concedida gracia según la voluntad de Dios.

Recomendaciones para la obra a los muertos:

Si tienes la teja de Eggun colocas la vela frente a ella, sino colócala en una esquina del patio o debajo de un fregadero, nunca en el cuarto, ni en el baño.

Donde hayas encendido la vela le pones su ofrenda delante y hablas con tus muertos de todo aquello que te angustia, pero también agradece su bendición y guía.

Durante 9 días debes encender un rato esa vela y al terminar ese periodo debes dejar la ofrenda en el monte, un bosque o al pie de una Ceiba.

Luz y progreso para los espíritus, ponle mucha fe y verás como ellos te escuchan.

Conoce más sobre el mundo de los Eggun y sus poderes:

Cómo pedirle a tu Eggun
error:
Copy link
Powered by Social Snap