Saltar al contenido

Fermina Gómez Pastrana, la que entregó el secreto de Olokun

Fermina Gómez Pastrana

Fermina Gómez Pastrana ha dejado una huella imborrable en la historia de la Regla Ocha. Su secreto, es tesoro de cubanía y religión.

Fermina fue una Iyalosha cubana, conocida como Osha Biy y fue además, la primera santera que entregó el secreto de Olokun, ceremonial que se reservaba hasta el momento a los babalawos.

Cuenta la leyenda que ella recibió el llamado Santo Parado (antecedentes del asiento de santo) y en esta ceremonia solo se entregaba el Orisha de cabecera con una mano de caracoles y Elegguá.

Aunque se hizo santo con un africano conocido como “Ño José”, el cual le coronó Oshún entre los 25 y 30 años de edad, la reconocida Ma Monserrate González, “Oba Tero” le entregó Olokun. Así, Fermina Gómez fue la primera cubana en recibir a Olokun.

Sobre Ma Monserrate González, otra personalidad religiosa que marcó nuestras raíces, muchos coinciden entre sus descendientes que su nombre de nacimiento yoruba era Apóto, y que adopta el de Obá Tero que significa “el rey tiene gran calma” porque era el nombre que se le había concedido cuando fue ordenada en su nativa Egbado a Shangó.

Existen muchos artilugios culturales en la casa de Osha Biy en Matanzas, que le fueron confiados por Obá Tero tras su muerte en 1903, que representan evidencias de apoyo a los orígenes Egbado.

Entre ellos los tambores de Obá Tero, el único conjunto que se conoce de tambores “Egbado” que aún existen en Cuba.

Fermina Gómez y secretos que hacen la historia

A Fermina, Ma Monserrate González, le transmitió todo el conocimiento sobre los Orisha Egbados.

Ella se convirtió en una figura muy respetada por todas las ramas de la Regla Ocha, debido a sus grandes conocimientos de los orishas y a su sabiduría para rendirle culto a Olokun en Cuba.

Fermina Gómez fue también fundadora del Cabildo Egbado que practicaba la santería en la forma tradicional traída por los esclavos africanos a Cuba, gracias a su inteligencia y su devoción.

Las leyendas y los mitos populares le atribuyen poderes a esta especial santera. Se dice que podía hacerse invisible en el cuarto de santo y que como ese, poseía los secretos más profundos de la religión.

Poderes y herencias

Fermina Gómez Pastrana acudió al llamado de muchas personalidades del mundo, empresarial y políticos de la Cuba de principios del siglo XX.

A sus ceremonias de Olokun llegaban personas de muchos lugares de Cuba, así de famosa era la santera. Estas comenzaban en las vísperas del 24 de septiembre y duraban tres días.

Cuenta la historia que Fermina practicaba un rito secreto sólo asequible a personas especiales, durante el cual se tocaban los único Ilú Olokun que se conservan en Cuba.

En 1944, ella dio pie a la tradición de dar de comer a Olokun en alta mar, un detalle novedoso para la historia de la Regla Ocha en Cuba, pero que tenía antecedentes en África.

Hoy, algunos de los secretos de la primera santera que entregó el secreto de Olokun se encuentran anotados en libretas de sus múltiples ahijados y descendientes.

No obstante, otros permanecerán como grandes mitos de la historia yoruba en Cuba.

Contenidos más leídos:

error:
Enviar este mensaje
Hola, necesito consultarme. ¿Puede enviarme la información y el precio de las Consultas Espirituales guiadas por una Santera Espiritista? Gracias. Ashé🙏