Saltar al contenido

Las Flores de la Orisha Oyá≫ 3 Bellas flores que Yansa recibe con agrado

Flores de Oyá

Oyá Yansa es la deidad regente de los remolinos y los fenómenos atmosféricos relacionados con los vientos.

Esta santa es representada mediante la unión de todos los colores, virtud que le permite el uso de estos al unísono al igual que el empleo de las nueve fragancias diferentes y los nueve tipos de flores para desarrollar sus conjuros e invocaciones.

3 Flores para Oyá la Orisha Guerrera

Las flores que emplea Oyá poseen las características de ser muy diversas y presentar variados tonos, siendo precisamente la heterogeneidad de sus especies lo que hace peculiares los arreglos florales que se le tributan a esta deidad con tanta devoción por parte del pueblo religioso.

La montura sobre la que cabalga Oyá se cubre de Azaleas luego de las batallas.

Azaleas para Oyá
Azaleas

La Azalea es la flor de la victoria, cuentan las leyendas que tras alcanzar una victoria Yansa cubría la montura de su caballo con estas flores para celebrar su triunfo bélico.

La energía que posee la azalea es ideal para armonizar los ambientes familiares por lo que se recomienda su uso en el interior de las viviendas.

Es una flor que puede combinarse con otras ya que con esta acción se potencia su poder.

Las Rosas fueron confidentes del amor entre Shangó y Yansa.

Rosas para Oyá
Rosas

Las Rosas han sido consideradas por muchas generaciones como las flores de la armonía.

Estas poseen gran belleza y un peculiar aroma, cualidades que la hacen merecedora de la preferencia de muchos religiosos, los que la eligen reiteradamente para honrar a sus Orishas.

Las Rosas de diversos colores se encuentran íntimamente relacionadas con la Orisha Oyá, relata el pataki que en ciertas ocasiones la deidad africana dejó ocultos en las flores mensajes de amor para Shangó.

Los Gladiolos son las flores de la sabiduría.

Gladiolos para Oyá
Gladiolos

Los Gladiolos son flores que poseen una estructura muy peculiar y una diversidad cromática muy diferente, variando el tono de sus capullos desde blanco hasta rojo, amarillo y rosado.

Su aspecto alargado nos hace pensar en espadas o en la presencia de largas plumas, siendo estas últimas los elementos empleados en la antigüedad con el fin de ejercer la caligrafía.

Este menester se encontraba solo al alcance de pocas personas y se consideraba a todo aquel que poseía el dominio de estos conocimientos como personas sabias.

La Orisha de la centella recibe los gladiolos con gran agrado, pues para ella representan además de todo lo antes mencionado un símbolo de tregua, cuando el religioso desea consentir a Yansa solo debe tributarle un arreglo floral elaborado con estas bellas flores.

Contenidos más leídos:

error: