Saltar al contenido

¿Cómo son los Hijos de Naná Burukú? La poderosa Anciana Orisha

Hijos de Naná Burukú

Naná Burukú es una Orisha mayor del panteón yoruba, se le conoce como una anciana Orisha de inmensos poderes, pues el culto de origen arará la considera como Madre de Babalú Ayé o San Lázaro, o hasta uno de sus caminos.

Su nombre proviene del Yorùbá Nanà Burukú (Naná: gran madre o abuela – Burukú: maldad), significado que la une al poder de la maldad, los poderes ancestrales y la sabiduría de una anciana.

Cuentan que Naná Burukú es anterior a la llegada de Oduduwá y muy poderosa, por lo que debemos considerar nuestros deseos a la hora de invocarla.

Es misteriosa y terrible, guardiana de la puerta entre la vida y la muerte, la que vigila la transición hacia después de la muerte.

Vive en forma de majá, en ríos, manantiales y cañas bravas y en su culto se le puede invocar directamente en ojos de agua, lagunas, pocetas y las desembocaduras de los ríos.

Naná Burukú es también la Orisha que representa en la naturaleza la llovizna y el lodo. Es Madre de las Aguas Dulces, pero también de las aguas fangosas de los pantanos y cuentan los patakíes que tiene características femeninas y masculinas.

Naná se asocia tanto con el principio como con el fin y así, da fortaleza a la cabeza del individuo. Se dice que su alimento es el espíritu de los seres.

Los hijos de la abuela Naná y sus características

Los hijos de Naná Burukú poseen la gran sabiduría de la anciana Orisha y por ello piensan bien y toman correctas decisiones.

Sus Omo (hijos) están conscientes del respeto que se le debe a Naná Burukú como una de las Orishas más ancianas y más poderosas. Por ello es sumamente importante para ellos, respetarla y nunca enfadarla.

Se dice que muchos de los hijos de Naná posee dotes adivinatorios y poderes que los hacen distinguirse en sus respectivas comunidades, gracias a que heredan el conocimiento de su madre Orisha.

Algunas de las cualidades que distinguen los Omo Naná Burukú:

Como explicábamos anteriormente, los Omo Naná Burukú saben el respeto que se le debe a esta Orisha como Anciana poderosa y guardiana entre la vida y la muerte, por lo que siempre actúan con calma, dignidad y benevolencia hacia los demás.

Son muy equilibrados y, aunque sus decisiones les llevan bastante tiempo porque piensan bien las implicaciones, siempre se orientan a la sabiduría y la justicia.

Los Omo Naná Burukú se caracterizan por adorar a los niños y tienden a tratarlos con la indulgencia de los abuelos.

Conoce más sobre los Hijos de los Orishas y sus características:

Hijos de Naná Burukú
error:
Copy link
Powered by Social Snap