Saltar al contenido

9 Días en devoción con La Novena Espiritual ≫ Novena de Petición a Dios

La novena espiritual

Cuenta un pasaje de la biblia que cuando Jesús murió en la cruz y resucitó, subió al cielo y nueve días después les envió el Espíritu Santo a sus discípulos.

Pero durante esos días, un grupo de seguidores estuvo reunido junto a María y los apóstoles rezando constantemente. Se cuenta a través de los distintos relatos bíblicos, que esa fue la primera novena cristiana.

Según la Biblia, María le pidió a los apóstoles que rezaran durante nueve días para recibir al Espíritu Santo. Hoy, se considera que los nueve días de una novena generalmente se refieren a los nueve días entre la Ascensión y Pentecostés:

«Todos ellos perseveraron en la oración con un mismo espíritu» (Hechos 1: 14) al final del cual recibieron al Espíritu Santo. Por lo que, nosotros también podemos vivir la novena como un tiempo de oración a la espera de una gracia.”

Por tanto, cuando nos referimos a novena, es una serie de nueve días seguidos de oraciones y una forma de devoción a Dios (Padre, Hijo y Espíritu Santo), a la Virgen María, a los ángeles y a los santos.

La novena espiritual tiene un significado muy fuerte para los creyentes, pues es una de las máximas muestras de devoción como forma de alabar a Dios y como constancia de fe.

La Novena y las Misas espirituales

La Novena se incluye sobre todo en las misas espirituales para rezar a los ancestros y a las deidades.

Recitar una novena diariamente a lo largo de nueve días ante la bóveda espiritual es la forma más tradicional de hacerla. Los devotos recomiendan rezar siempre a la misma hora como muestra de fe y perseverancia.

La novena espiritual es principalmente católica, pero en Cuba gracias a la mezcla cultural y religiosa se ha adaptado también a otras religiones y prácticas santeras y espiritistas.

Usualmente, las novenas se rezan de forma solitaria, pero en las misas espirituales también se pueden hacer en grupos, como una poderosa muestra de devoción.

Las novenas cristianas tienen cuatro calificaciones:

  • Para el luto, se recitan antes de un entierro o para periodos de lamentación.
  • Las novenas de preparación que se realizan en una fiesta religiosa o un evento espiritual.
  • Las novenas de oración a través de las cuales se piden la intervención divina en determinados asuntos de la vida.
  • Las novenas de indulgencia se rezan por los pecados.

El contenido de cada novena es diferente, pero la mayoría de ellas ofrece al menos una meditación diaria, a partir de pasajes de la Biblia o de oraciones dirigidas a varios santos.

Las novenas espirituales son también un alabo a las características que todo buen devoto debe poseer como la sinceridad, la comprensión, las actitudes positivas, el vínculo familiar, etc. y para que la oración sea escuchada, se debe realizar con mucha fe y humildad.

Además, se caracteriza a la novena como una forma privilegiada de orar y de tomarnos un tiempo para orar y rezar, para hablar desde lo más profundo de nuestro corazón.

Novena de petición a Dios Padre

Novena de petición a Dios
  • Veamos ahora un ejemplo de novena espiritual, en ella se ruega por una Petición Especial, esta se realiza durante 9 días consecutivos, las oraciones que ella contiene fortalecerán su petición.

Primer día:

Querido Padre Celestial, rezamos para que Tu Divina Voluntad, que es el Amor Santo, se dé a conocer a toda la gente y a todas las naciones. Muéstrale a quienes abrazan el mal, la violencia y los actos de terrorismo, que esas cosas nunca son Tu Voluntad y no te agradan, sino que te ofenden gravemente. Amén.

Segundo día:

Padre Celestial, Esplendor de la Verdad, ayúdame siempre a confiar en Tu Divina Voluntad, la cual es una con Tu Provisión, Tu Misericordia y Tu Amor. Ayúdame a vivir siempre en la verdad a través de Tu Divina Voluntad. Amén.

Tercer día:

¡Abba Padre! Tú eres el Eterno Ahora, el Creador del tiempo y el espacio, la fuente de todo lo que es bueno. En cada momento presente, yo te suplico: ayúdame a encontrar Tu Divina Voluntad y a rendirme a ella. Amén.

Cuarto día:

Eterno Padre, permite que Tu Divina Voluntad moldee mi corazón en cada virtud, a fin de formar mi espiritualidad conforme al Amor Santo y Divino. De esta manera, puede complacerte el hacerme un instrumento de Tu Voluntad en el mundo. Amén.

Quinto día:

Padre Celestial, Dios Todopoderoso y Omnisciente, siempre presente en los sagrarios del mundo, concede al corazón del mundo la gracia de reconocer Tu Voluntad en el mundo de hoy, la cual es siempre el amor y la verdad. Amén.

Sexto día:

Padre Eterno, en Tu Omnisciencia, Tú entiendes que el Amor Divino está combatiendo la batalla final contra el odio que Satanás siembra en los corazones. Ayúdanos a ser Tus armas de victoria sobre todo mal que se opone a Tu Divina Voluntad, la cual es siempre el Amor Divino. Amén.

Séptimo día:

Padre Celestial, Fuente de Toda Gracia, Tú nos creaste a Tu Imagen. Ayúdanos siempre a ser reflejos de Tu Corazón, el cual es el Paternal Amor Divino en el mundo. Amén.

Octavo día:

Padre Celestial, Creador del Universo, el día de hoy, coloca en nuestros corazones la voluntad para vivir en armonía con tu Santa y Divina Voluntad. Sabemos que esto es posible sólo a través del Amor Santo y Divino. Ayúdanos a elegir este amor en cada momento presente. Amén.

Noveno día:

Padre Eterno y Padre mío, Tu Misericordia y Amor llenan toda la tierra. Alcanza a cada corazón y recupera a cada uno como Tuyo por medio de la luz de la verdad y de la rectitud. Si es Tu Divina Voluntad, concédeme a mí, Tu hijo necesitado, esta petición que invoco de Ti (menciona la petición). Amén.

La novena espiritual
error:
Copy link
Powered by Social Snap