Saltar al contenido

A la Santísima Virgen del Carmen rezamos “por nuestra salvación”

Oración a la santísima Virgen del Carmen

La Virgen del Carmen conocida también bajo el nombre de Santa María del Monte Carmelo es una santa que fue canonizada por la Iglesia Católica y que presenta un fervoroso pueblo religioso que le entrega con fe día a día sus sueños, preocupaciones alegrías y desgracias.

Esta Virgen es considerada para muchos investigadores como una extensión directa de la Virgen María madre del Niño Jesús.

Virgencita del Carmen, Santa patrona del mar

Es patrona del mar, de la Armada, la Policía y los conductores en muchos países del mundo en especial en América Latina, pues su culto fue traído a la región por los misioneros españoles en la época de la conquista y colonización.

La festividad de Nuestra Señora del Carmen se celebra cada 16 de julio, hecho que es antecedido por su víspera y posterior peregrinación.

Sus devotos religiosos se rigen bajo la orden de los carmelitas.

La Historia recoge que la Virgen del Carmen apareció prometiendo a las almas que se encontraban destinadas al infierno su salvación al sábado siguiente de su muerte, solo si en vida habían llevado sobre su cuerpo un escapulario.

¿Cómo se venera a la Virgen?

Virgen del Carmen

A la Virgen del Carmen es preciso venerarla mediante buenas acciones de desinterés y amor al prójimo.

A esta santa se le ofrendan velas blancas y carmelitas y arreglos florales que imiten la combinación de ambas tonalidades cromáticas.

Se le puede invocar luego de rezarle su plegaria, a esta virgen poderosa acuden las personas en búsqueda de salud, libertad y protección.

Oración a la Santísima Virgen del Carmen por las almas del purgatorio

Virgen soberana, gloriosísima María, y Sagrario de la Trinidad Santísima. Amparo y consuelo de los afligidos pecadores, madre y blasón de los Carmelitas.

Por la purísima limpieza de vuestro cuerpo sin mancha,

por las gracias y dones que adornan vuestra alma santísima,

por la vida que hiciste para espejo de los justos,

por la dignidad y grandeza de ser madre de Dios, engrandecida y ensalzada entre todas las generaciones;

por la muerte dichosa de amor soberano,

por la asunción gloriosa para Reina de los Cielos,

por la corona de gloria que os dieron para aventajar los santos y coros celestiales,

te suplico, pues lo tenéis ofrecido a los que visten vuestro santo escapulario y procuran ser hijos vuestros,

me ayudéis en la vida para que con santidad en el alma y pureza en el cuerpo sirva [yo, mencionar tu nombre completo]

a vuestro hijo Jesús guardando tus santos preceptos,

y finalmente [me salvéis] de las rigurosas penas del purgatorio.

Vuestra intercesión soberana nos valga para que el primer sábado después de mi muerte salga a gozar de la gloria eterna.

Amén.

Otras oraciones y rezos poderosos a los Santos:

Contenidos más leídos:

error:
Enviar este mensaje
Hola, necesito consultarme. ¿Puede enviarme la información y el precio de las Consultas Espirituales guiadas por una Santera Espiritista? Gracias. Ashé🙏