Saltar al contenido

3 Oraciones para pedir la Asistencia y Protección del Ángel de la Guarda

Por: Claudia Rodríguez

Oraciones del ángel de la Guarda

Aunque en la religión yoruba y las prácticas santeras, el concepto de Ángel de la Guarda difiere un poco de las calificaciones cristianas, lo cierto es que encierra el mismo significado de protección y tranquilidad espiritual.

«Ángel de la Guarda» en la religión santera, hace referencia al orisha que asistirá a la persona en el plano terrenal y en el camino al destino que su propio ori seleccionó.

A establecer la relación con el Ángel de la Guarda se le conoce como coronar Osha, o sea, compartir nuestro ori con una energía que lo complementará y que lo ayudará a cumplir hasta el fin su destino.

El orisha tutelar como también se le conoce al Ángel de la Guarda de cada persona, es el que indica las mejores decisiones para que el devoto llegue a su destino más rápido y de una manera segura.

Cuando se marca nuestro Ángel de la guarda a través del oráculo y la sabia palabra de Orula, siempre se señala que aquel que no obedezca lo indicado por su orisha tutelar en la lectura sagrada o Itá, será víctima de Osogbos y conducido por un camino completamente diferente al que pretendía su ori.

Por ello hay que estar muy decidido a la hora de dar el paso e iniciarse en la religión y seguir todas las indicaciones del Ángel de la Guarda.

¿Todos contamos con la Protección de nuestro Ángel?

Rezos al ángel de la Guarda

Debemos aclarar que todos tenemos Orisha tutelar o Ángel de la Guarda, que será conocido a través de la adivinación y la consulta.

Si se incurre en el error de suplantar uno por otro, ello influirá negativamente en la vida espiritual y las acciones terrenales del iniciado.

Tengamos en cuenta, además, que, aunque existen alrededor de 401 orishas diferentes, algunos pueden ser asentados de forma directa y otros no. O sea, no todas las deidades del panteón yoruba fungen como Ángel de la Guarda.

Oraciones al santo Ángel de la Guarda

Ahora bien, aunque los conceptos difieren un poco en la religión yoruba y en la católica, lo cierto es que en ambas se le reza al Ángel de la Guarda, pidiendo su apoyo y ayuda para las diversas situaciones en que nos encontramos en la vida.

En el catolicismo, se le llama Ángel de la Guarda a uno de los Ángeles del cielo que nos guía en la vida y nos protege ante los tormentos del mundo.

En la creencia cristiana, el ángel de la guarda es un ser de luz que ha sido asignado para proteger a una persona en particular. La protección puede ser física y espiritual.

Cada persona tiene un ángel de la guarda que le acompaña desde su nacimiento hasta su muerte y lo apoya en todo momento.

Por ello, los conceptos de ambas religiones se entremezclan, fundamentalmente debido al proceso de transculturación cubano que se hace más fuerte con los años.

Sobre todo, en misas espirituales, recurrimos a rezarle al Ángel de la Guarda, aunque siendo el guía de nuestra vida le podemos rezar en cualquier momento y consultarle nuestros problemas y decisiones a tomar, para que nos ayude y nos proteja de los malos pasos.

Por supuesto, en dependencia de qué Orisha sea nuestro Ángel de la Guarda, le rezaremos de manera diferente y de acuerdo a sus características y gustos, lo atenderemos.

No obstante, algunas oraciones católicas dirigidas al Ángel de la Guarda también son rezadas por aquellos que practican el culto yoruba, debido a la afinidad de creencias.

¿Cómo pedir ayuda y protección a tu Ángel Guardián?

Cómo pedir ayuda a tu ángel guardian

A nuestro Ángel de la Guarda le pedimos fundamentalmente protección y apoyo en el plano terrenal, para que nos ayude a sortear los obstáculos y llegar a nuestro destino.

Cuando le rezamos por protección, debemos hacerlo en un lugar tranquilo y apartado destinado a la meditación y la paz.

Allí encendemos velas y rezamos, contándole nuestras alegrías, nuestros infortunios y nuestros deseos y consultándole la mejor forma de llegar a las metas que nos hemos trazado.

Rezo al poderoso Ángel de mi Guarda para protección

  • Veamos una oración al Ángel de la Guarda para pedir protección:

Divina Providencia, Ángel mío, recurro a ti en estos momentos de vacilación,

para que me guíes y me protejas en contra de los espíritus tentadores y envidiosos.

Ángel de mi guarda, tú que me cuidas y proteges,

no permitas que yo siendo inocente, pueda ser víctima, ni pagar culpas que no he cometido,

solamente por satisfacciones que quieran experimentar los espíritus falsos y obsesores.

Mi espíritu guía, si algún enemigo material aguijoneado por la envidia pretendiese levantar su mano para herirme

o humillarme por medio de la calumnia, desvía su mano y su pensamiento para que,

 arrepentido de su falta me pida perdón, que yo le perdonaré y rogaré a Dios por su salvación.

En nombre de Dios Todopoderoso, ruego al Ángel de mi Guarda y a mis espíritus protectores que me libren de malas influencias y de malas tentaciones,

 que los espíritus falsos y seductores no tengan entrada en mi persona, ni en mi casa y que los espíritus de luz me sirvan de escolta.

Gran Poder, que esta oración en la puerta de mi hogar sirva de muralla para todos mis enemigos materiales y espirituales y que vuestra divina gracia nos cubra con su manto.

Amén

También podemos pedir la especial asistencia del Ángel de la Guarda, para que nos ayude y consuele y para tener dicha y calma.

Si sentimos que los caminos están cerrados, perdemos la esperanza y pensamos que nada marcha bien y falta alegría, podemos solicitar a nuestro Ángel que nos de luz y paz, y que nos despeje los obstáculos para continuar avanzando hasta llegar a nuestro destino.

Siempre debemos hacer los rezos con mucha fe y desde el corazón, con toda sinceridad, hablándole de lo que nos aflige y pidiendo que ilumine la mejor manera de avanzar en esa situación.

Así le pedimos felicidad, protección, salud, prosperidad, y todo lo que haga que se desvanezcan las dificultades que atravesamos.

Oración al Ángel de la Guarda… mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día

ángel de mi guarda mi dulce compañía no me desampares ni de noche ni de día
  • Esta es la oración para pedir la asistencia al Ángel de la Guarda ante situaciones difíciles

Dios te salve, ángel de Dios, mi gran compañero,

mi ángel protector, mi ángel de la guarda,

espíritu de luz purísimo, noble y bienaventurado,

en quien además resplandecen otras singulares dotes

con que grandemente te ha enriquecido y adornado

la magnificencia de Dios Padre Todopoderoso.

Ángel de mi guarda, dulce compañía,

no me desampares ni de noche ni de día.

Santo Ángel que siempre velas por mí, que me amas,

ampárame con tu presencia cuando me extravíe,

abre mis caminos al amor verdadero, al buen trabajo,

a la prosperidad, a la salud y al bienestar físico y espiritual.

Dame Ángel mío tu consuelo cuando veas que sufro,

tu ayuda si ves que caigo y desfallezco,

dame tu defensa ante el enemigo, ante las malas personas,

dame tu protección frente al mal, los peligros y fatalidades;

no dejes que la desesperación y la adversidad

se instalen en mí y me hagan padecer por más tiempo,

lleva cuanto antes, te suplico, mis suplicas al Cielo

y obtén para mí lo que tanto anhelo

y que me ayudará a caminar sin cargas ni sufrimientos:

(di ahora el favor que deseas conseguir).

Ángel santo de la guarda, mi fidelísimo amigo

sé que siempre estás a mi lado y escuchas mis oraciones,

que sabes mis penas, sufrimientos y dolores,

por ello con el mayor afecto te doy las gracias,

gracias por tu fiel custodia, gracias por tu amistad y lealtad,

gracias por llevar mis súplicas ante su divina Majestad.

Ángel de mi guarda, dulce compañía,

no me desampares ni de noche ni de día.

Santo Ángel, ruega por mí ahora y siempre

y cuando mi alma salga de esta triste vida,

que los Ángeles del Cielo sean mi compañía.

Santísima Cruz en que mi Dios murió,

regálame tu protección, tu amparo y refugio,

a la hora de mi muerte te convido yo.

Échame, Señor, tu Santísima Bendición,

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,

Amén.

Para encontrar al ser amado dedicamos esta Oración al Ángel de la Guarda

Igualmente podemos acudir a nuestro Ángel de la Guarda para que nos ayude a encontrar el amor y a esa persona que nos complemente, pues con ello seremos plenamente felices y avanzaremos mejor en el camino de la vida.

  • Presentamos la oración al Ángel de la Guarda para encontrar el amor

Yo te invoco divino ángel de la guarda, para que cumplas con el destino que Dios te impuso y me guardes y protejas.

Espero que muy pronto la luz descienda sobre mí y sobre mi hogar.

Tu presencia será un bálsamo en mi vida.

Mi guía, mi compañero protector, a quien tantas veces he entristecido con mis pecados, no me abandones, te lo ruego.

En medio de los peligros, no me retires tu apoyo.

No me pierdas de vista ni un solo instante, sino que tus amables inspiraciones dirijan y fortifiquen mi alma, reanimen mi corazón desfallecido que no tiene amor.

Ángel mío, ayúdame tú a encontrarlo para que mi vida esté completa.

Comunícame alguna chispa de las llamas suaves y puras que te abrazan para que pueda sentir el amor verdadero,

y que este sea recíproco y para siempre junto a la persona que me complemente, junto a mi alma gemela.

Protégeme, guárdame, ayúdame y muéstrame el camino correcto de la vida a fin de que cuando llegue el momento,

pueda, con tu compañía y la de todos los ángeles, obtener la vida eterna y ver sin cesar a Jesús, amarlo, alabarlo y bendecirlo.

Etiquetas
error: ¡El contenido está protegido!
Copy link