Saltar al contenido

4 Trabajos con Oshanlá ≫ para la salud mental y el desenvolvimiento

Oshanla orisha

La Orisha Oshanlá es el único camino femenino que existe entre los avatares relacionados con Obatalá el santo dueño de todas las cabezas.

Esta deidad se caracteriza por ser adoradora de la calma y el silencio, virtudes que exige que rijan en la morada de sus descendientes.

Se identifica con el color blanco, motivo por el cual su receptáculo y su eleke (collar) son de este tono.

Conoce poderosas obras bajo la bendición de la Orisha Oshanlá:

1. Jícara de agua de coco frente al receptáculo de la Orisha Oshanlá.

Cuando el santero desea obtener paz coloca frente a la sopera de Oshanlá una jícara que contenga agua de coco.

Luego, arrodillado sobre la estera y con la premisa de la colocación de dos velas blancas encendidas, el religioso invoca a la santa mediante el sonido del agogo (campana) de Obatalá, siendo este el momento oportuno para rogarle por su salud y la de sus familiares.

2. Rogativa con 2 cocos y 2 velas al pie de la Santa protectora de la paz.

No existen trabajos más efectivos al pie de los Orishas que los que se desarrollan con elementos sencillos.

Una obra muy famosa que se le puede realizar a la santa blanca es la colocación de dos velas blancas y dos cocos.

Este adimú (ofrenda) se lleva a cabo para obtener tranquilidad y con el fin de poseer los medios necesarios para realizarle cualquier interrogante a la santa en momentos de desesperación y de urgencia, que puedan presentarse de imprevisto.

3. Algodón, cascarilla y manteca de cacao en el interior de su sopera.

La manteca de cacao es el ingrediente ceremonial con el cual se refrescan las herramientas de Oshanlá.

Una vez han sido embadurnadas con la barra oleosa pueden ser cubiertas con cascarilla y luego tapadas con una mota grande de algodón blanco.

Esta obra es idónea para las personas que necesitan sosiego y asiento en la toma de decisiones, ireses que llegan a la vida del religioso a manos de la deidad protectora de la paciencia y el respeto dentro del Panteón Yoruba.

4. Incienso floral para recibir la bendición de la deidad Oshanlá.

Las fragancias y los inciensos son elementos que complacen a la deidad africana, sobre todo los que se componen a base de flores blancas como la azucena y el jazmín.

Estas aromas aportan paz, relajación y buenas vibras al hogar.

Con este ritual la santa depura las malas energías de la vivienda y otorga al religioso una depuración astral, la cual cobra gran importancia en su campo espiritual al permitir que entre los espíritus protectores y el creyente se establezca una relación armónica.

Los contenidos más buscados:

error: