Saltar al contenido

¿Qué se le pide a Eleguá y cómo atenderlo? Rezo al Pequeño Gigante

Qué se le pide a Eleguá

Eleguá es una de las Deidades Yoruba más importantes de la Santería, pues el pequeño gigante de la Regla de Ocha es nuestro primer protector, nuestro guardián y consultor espiritual.

Es quien, según nuestros méritos, premia o castiga abriendo y cerrando las puertas de la felicidad, del amor, de la salud y de la prosperidad.

Es Eleguá el primer santo que se recibe en la iniciación de la Osha por parte de los padrinos o madrinas.

La religión exige que siempre sea agasajado primero, además, se debe estar pendiente de todos los detalles que gusten al santo y se le guarda inmenso respeto.

Desobedecer las normas y molestar a Eleguá puede hacer que el Orisha nos abandone y nos deje a la deriva por la vida, siendo víctimas de dificultades y disgustos.

Eleguá es también el primero del Grupo de los Guerreros Orishas, los encargados de proteger a los no iniciados cuando comienzan a transitar por el camino espiritual.

Por ello Eleguá se ubica detrás de la puerta de entrada al hogar, no solo para que allí sea siempre el primero en ser saludado, sino también porque desde esa frontera puede protegernos contra los peligros del mundo exterior.

Atender a Eleguá para pedir su bendición ¿Cuándo hacerlo?

La atención a Eleguá puede ser cuando el devoto desee, pero el día en que se llevan a cabo los rituales para agasajar al santo son usualmente los lunes, marcando el inicio de una nueva semana.

Sus atenciones deben realizarse desde las primeras horas de la mañana antes de salir a nuestras actividades diarias:

  • Primero pedimos la bendición de Eleguá y se le suena la maraca
  • Solicitamos que nos abra los caminos y nos dé salud, prosperidad y paz.
  • También le pedimos al guerrero que aleje lo malo, las dificultades y las tristezas de nuestro hogar y de nuestra familia

¿Cómo atender a Eleguá para que trabaje y nos ayude?

Echando humo de tabaco a Elegua

A Eleguá, en su figura de niño caprichoso y travieso, debemos ofrendarle golosinas y juguetes para que se sienta feliz. Le gustan las monedas, el tabaco, y los dulces le encantan.

Si no tiene Eleguá, pues no lo ha recibido, puede ofrendarle detrás de la puerta principal de la casa, ahí le atiende poniendo las ofrendas que desee, su vela prendida, hace sus rezos y pedidos con fe.

Se le puede ofrecer para agasajarlo:

  • Pescado ahumado, jutía ahumada, y maíz tostado,
  • alimentos como ñame, pelotas de gofio, pan, frutas, granos, huevos, miel y dulces,
  • bebidas como aguardiente.

Tengamos siempre en cuenta que la ofrenda principal para que Eleguá nos escuche y nos bendiga debe ser la fe.

Aunque no podamos entregar al santo grandes ofrendas de valor económico, debemos siempre mostrarle nuestra devoción y hablarle desde el corazón, contándole todo con mucha sinceridad.

Así, el santo quedará satisfecho con nuestra entrega y devoción y nos llenará de positiva energía espiritual para poder afrontar la vida y transitar los caminos bajo su protección.

A Eleguá, para atenderlo primero:

  • Se le sopla aguardiente y se le sopla humo de tabaco,
  • se le unta manteca de corojo con nuestras manos y un toque de miel, si deseamos.
  • Junto a sus ofrendas se debe colocar una vela blanca.

A final del artículo dejamos algunas de las ofrendas a Eleguá, o puede hacer clic aquí para verlas.

Recordemos que a Eleguá le gusta que se mencione en voz alta el nombre de cada ofrenda, además, siempre con respeto, sin maldecir, ni exigir, para no mostrarle una conducta irrespetuosa.

Si podemos, es muy importante realizar la atención de Eleguá los días Lunes.

En esas ocasiones también es bueno ponerle flores y hablarle de todo lo que nos alegra y lo que nos aqueja en la vida, para que Eleguá nos entienda y pueda darnos luego las mejores formas de solucionar problemas y situaciones.

Saludo a Eleguá en lengua yoruba para saludarlo y nos libre de todo lo malo

Recordemos que Eleguá es nuestro guía y siempre nos señalará el mejor camino por el que debemos transitar.

Para hablarle, nos agachamos frente a él y comenzamos diciendo lo siguiente:

Omi tuto, Ona tuto, tuto laroye, tuto Ilé, Eshu Agogo, Eshu Alagguana Eshu, Moyubao Iyalocha Moyubao Iyubbona. Quincamanché. Cosi iku, cosi aro, cosi araye, para ire owo, ire oma, ire, aye, ire otowa. Ashe to iban eshu.

Al finalizar esta oración que es más bien una invocación al santo para que nos escuche y venerarlo, podemos comenzar a mencionar los problemas y las situaciones que deseamos resolver y en las que usualmente Eleguá nos puede ayudar.

¿Cómo pedirle a Eleguá que nos abra los caminos?

Como saludar al orisha Eleguá
Representación del Orisha Eleguá

A Eleguá usualmente se le generalizan sus peticiones rogando al santo que abra los caminos, y estos pueden contener:

  • La felicidad en la vida, y el bienestar en la familia
  • La salud, equilibrio mental y corporal
  • El amor, y nuestra estabilidad amorosa
  • La prosperidad, un buen trabajo y buena suerte
  • La abundancia material y que fluya el dinero

Por ejemplo, según nuestra necesidad:

  • Al pequeño guerrero de la Ocha podemos solicitarle su ayuda en asuntos de amor también por su cercanía a Oshún, Diosa yoruba del Amor y los Ríos.
  • Puede ayudarnos a encontrar el camino del amor e incluso a recuperar a nuestra otra mitad.
  • El dinero es una de esas cosas que las personas necesitan siempre para cubrir las necesidades básicas de la vida y darle a nuestra familia buenas condiciones.
  • Por ello, cuando nuestra fuente de ingresos económicos se ve afectada por malas vibras, le dedicamos oraciones a Eleguá para el dinero y para que nos abra los caminos del bienestar económico.

A Eleguá fundamentalmente le pedimos diversos favores que precisan de la ayuda de una persona externa.

Con este santo siempre podremos contar y pedirle un favor sin ningún tipo de inconveniente, pues él es quien nos acompaña y nos guía a la hora de tomar decisiones importantes en la vida.

Lo más importante: Abrir los caminos de la vida con salud

Por supuesto, la principal petición que le hacemos a Eleguá implica que nos abra los caminos de la vida para poder transitar por ellos protegidos por sus inmensos poderes, siempre con buena salud.

Y es que esos senderos y rutas por las que debemos andar durante toda nuestra vida pueden ser peligrosos y no tenemos la capacidad de reconocer cuáles nos convienen más.

Por ello pedimos la ayuda de Eleguá para que nos guíe y no nos desampare en nuestro camino hasta alcanzar el destino para nosotros trazado.

Oración muy poderosa a Eleguá para abrir los caminos y rogar su protección

  • Le rezamos una oración a Eleguá para abrir los caminos de la vida.

Eleguá, pequeño guerrero, inmenso en tus poderes y dones, hoy me encuentro ante ti para evocar tu increíble presencia para poder obtener éxito y aplacar todas las dificultades que haya en mi camino o sendero.

Eleguá mi Padre y mi guía, Señor de los Caminos, te pido que ahuyentes de mí todas las malas influencias, maldiciones o malas vibras

Yo te invoco todo poderoso Eleguá, tú que posees las llaves que abren las puertas de todo lo bueno, para que derrames sobre mí las bendiciones que solo tú puedes cumplir.

Suplico Señor de la Ocha, que me traces un buen camino y elimines los senderos peligrosos que se crucen ante mí

Pido que mi camino siempre esté iluminado tu inmensa luminosidad

Permite también que yo y todo lo que represento, se vea alumbrado por las infinitas vibraciones del universo

Eleggua, imploro que mis allegados y personas más queridas también vean sus caminos libres de todo aquello que quiera atentar contra su integridad

Ashé

Poderosas ofrendas y atenciones que puedes ofrecer a Eleguá:

Qué se le pide a Eleguá
error:
Copy link
Powered by Social Snap