Saltar al contenido

Un Rezo para agradecer a Olofin, Olorun y Olodumare ¡Dioses Supremos!

Rezo a Olodumare

Olodumare, Olofin y Olorun, se consideran en la religión yoruba una sagrada trilogía asociada a la creación suprema y la regencia del mundo.

Representan al universo y la creación del hombre y las acciones en la Tierra.

Se llega a pensar que Olodumare, Olofin y Olorun es la misma deidad, la creadora de la Tierra que le dio vida a la humanidad, pero son tres divinidades distintas.

  • Olofin y Olorun significarían entonces, diferentes representaciones del ser supremo.

Son aristas de la divinidad máxima para los yorubas, que se integran en una trilogía unificada.

¿Cuál es el significado de Olodumare en la religión yoruba? El Ser Supremo

Dios Olodumare

Es Oloddumare en la religiosidad Yoruba el Dios único, supremo, omnipotente y creador de todo lo que existe.

  • Su nombre proviene del Yorùbá Olòdúmàré, que significa (Señor al que va nuestro eterno destino).

Olodumare se entiende como el Dios que todo lo puede y todo lo hace. Es la manifestación material y espiritual de todo lo existente.

El dios supremo no está en contacto directo con los hombres, sino a través de las que se consideran sus otras formas o energías, Olorún (directamente) u Olofin (indirectamente).

Algunas de las cualidades que definen al Dios Olodumare:

  • No se asienta, no se le ofrenda, ni posee collares. Tampoco se tienen estatuas ni altares para simbolizar al Dios Olodumare.
  • En cambio, los Yorubas lo representan en un güiro con dos mitades, la superior simboliza los estados astrales elevados y la inferior la tierra.
  • En señal del sumo respeto que se le debe, cada vez que se menciona su nombre debe tocarse el piso y besar la huella de polvo de los dedos para recibir siempre su bendición.
  • Según la religión yoruba, todos podemos experimentar la presencia de Dios de una forma diferente, es por ello que no tiene emblemas ni señales para representarlo.
  • En la Regla de Oha-Ifá el Ser Supremo es puro y por tanto se le asocia el color blanco.

Y es que Olodumare es omnipotente, autor de los destinos de cada cosa viviente, padre de todos los Orishas y de la vida.

De esta forma, para comunicarnos con la deidad, se puede dibujar un círculo con cascarilla y dentro del mismo puede estar un símbolo de la eternidad, o pueden esparcir agua como libación y en el centro ubicar una nuez de kola o lana de algodón.

Otros nombres utilizados para describir a Dios en Yoruba son:

  • Eledá, palabra que significa el Creador, el responsable de toda la creación, así como de la propia existencia y la fuente de todas las cosas
  • Alaayé que significa la potencia vital y el que es siempre vivo o eterno
  • Elemií, el dueño de la vida, que indica que todas las cosas vivas le deben su respiración a él
  • Olojo Oni, el que gana o controla el día.

¿Quién es Olorun y donde se centra su poder? El proveedor de la energía del sol

Olorun es en la religión yoruba, la segunda manifestación de Olodumare.

Su nombre, Òlórúnm, significa Dueño del Orún (cielo). Es el que está en contacto directo con los hombres, es la energía asociada al sol y al calor.

A través del sol, se le ofrenda a Olorun en el ñangareo, dando cuenta de que en la tierra se va a hacer un itá (lectura del destino) o cuando nace un Iyawó o iniciado en la religión.

Olorun representa la vida, dando energía y sustento en la vida terrestre, es dueño de los colores, la luz, el aire, el vigor y del esfuerzo.

Deidad poderosa que a través del sol emana su energía, está siempre presente de día o de noche, aunque no lo veamos, por eso los hombres acuden a pedir su consejo en cualquier momento.

Se le saluda parándose frente al sol con los brazos en alto extendidos y las palmas abiertas.  

Olorun es una deidad que al igual que Olodumare, no se recibe, ni se asienta, pero su culto es sagrado y poderoso.

Olofin en la santería es El Hijo de Dios

Orisha Olofin

Olofin u Olofi es la tercera manifestación de Olodumare. Su nombre proviene del Yoruba Òlófín (dueño del palacio) y su palacio es el cielo y su corte real, los Orishas.

Olofin es el que está en contacto indirecto con los hombres, pues se comunica a través de los Orishas. Es él quien los dirige y supervisa sus labores de todos por ello nada se puede conseguir sin su permiso.

Su deidad vive retirada y pocas veces baja al mundo como energía. Sin embargo, es el que repartió el ashé a cada Orisha y tiene los secretos de la creación.

Olofin fue quien le permitió bajar a la tierra a Orula el adivino y oráculo de Ifá, como profeta.

Aunque efectúa su mandato sobre todos los Orishas, para prevenir la muerte usa a Osun, el vigía de las cabezas de los creyentes yorubas.

Su ashé es sagrado y pidiendo su bendición y ayuda los hombres en la tierra podrán alcanzar su verdadero destino.

¿Por qué le dedicamos esta poderosa oración a los Creadores?

A pesar de que esta importante trilogía no tiene igual contacto con los hombres que los Orishas, a través de ellos, envían sus bendiciones a la Tierra.

Por eso debemos siempre mantenerlos presentes en nuestros rezos y, sobre todo, agradecerles por las cosas buenas, por la salud, el amor, la abundancia y la bendición de la vida.

A Olodumare, Olofin y Olorun podemos rezarle para darles las gracias por todo lo que nos rodea y por concedernos la dicha de vivir.

Así le rezamos a Olofin, Olorun y Olodumare para dar las gracias:

Sobre todo, en las mañanas podemos agradecerles un día más de vida y pedimos su eterna bendición.

El rezo podemos hacerlo fundamentalmente ante el sol, para que la energía cálida de Olorun lo reciba y lo transmita en nuestro nombre.

Mis Seres Supremos, creadores del mundo y de todo lo que nos rodea

Ustedes que han sido siempre guías y consejeros de la humanidad, los que nos han concedido la bendición de la vida

Por ustedes, Señores de la tierra y el cielo, podemos respirar, podemos amar, podemos vivir.

Hoy quiero darles las gracias, padres míos, a ustedes que nos miran desde lo alto, por su protección, por sus preceptos, por su confianza en la humanidad

Hoy vengo a agradecerte, Mi Supremo Olodumare, por crear el suelo que pisamos, por concedernos la bendición de permanecer en la Tierra,

Por darnos la dicha y la felicidad de vivir bajo tu manto.

Gracias Supremo Señor, por poner siempre tu mano protectora sobre la humanidad a pesar de sus errores y faltas.

Gran Olodumare, no nos desampares nunca

Mi cálido Olorun, gracias por envolvernos con tu luz y tu calidez incluso en los tiempos más adversos, gracias por iluminar nuestro camino.

Gracias por proveernos el sustento de cada día y por darnos el vigor necesario para cometer todas las tareas necesarias para darle una buena vida a nuestra familia.

Señor del Sol, eres luz y calma para este mundo

A ti mi gran Olofin, rey de reyes, quiero agradecerte tus bendiciones, 

Gracias inmenso Señor, por actuar por nosotros, por concederles a los Orishas poderes para cuidarnos y protegernos

Agradezco tu eterna mediación por la paz y la tranquilidad de todos los devotos, por la solución de sus problemas y dificultades, por la salud.

Grande eres, Olofin, y sin ti nada es posible

A ustedes que guían el mundo, no podremos nunca agradecerles lo suficiente

Así sea.

Conoce algunas ofrendas a los Orishas para agradecer y abrir caminos:

Rezo a Olodumare
error:
Copy link
Powered by Social Snap