Saltar al contenido

¿Cómo los hijos del Orisha Oggún le bailan a su padre en la tierra?

Baile de Oggún

Oggún es un Orisha de fundamento dentro de la Religión Yoruba, este se manifiesta como un hombre de gran fortaleza física y corazón noble.

Fue condenado por sus propios actos a trabajar sin descanso, desde su posición en la manigua vela por la seguridad de sus hijos, a la par que custodia el paso de la suerte de la humanidad sobre las líneas del ferrocarril.

A esta deidad pertenecen todos los instrumentos de trabajo, fundamentalmente los que son fabricados con hierro, al ser este su metal por excelencia.

Oggún forma junto a Elegguá, Osun y Oshosi el pacto de los santos guerreros quienes acompañan a Orunmila y son el primer poder religioso que se recibe al iniciarse en la Regla de Ifá-Santería.

¿Cómo baila el Orisha Oggún?

Al repique de los tambores Batá, baja Oggún al bembé, llega pisando fuerte, su mirada busca el campo de batalla.

El Orisha acude al convite con espíritu guerrero, sus movimientos reflejan su forma de luchar, blandiendo un machete al viento va marcando la cadencia de sus pasos.

Otras veces baila representando el trabajo que realiza forjando los hierros o abriéndose paso entre la espesura del monte.  

En el primer caso Oggún baila realizando movimientos bruscos siempre blandiendo el machete, por momentos se detiene y divisa el horizonte, camina sigiloso y vuelve al simbólico combate.

Cuando representa el trabajo blande el martillo golpeando el yunque ofreciendo al público una imaginaria muestra de su creación.

Cuando el Orisha dueño del hierro baja a la tierra el santero debe ofrecerle tabaco y aguardiente como agradecimiento a la deidad por haber visitado su hogar.

¿Cómo son los hijos de Oggún?

Los hijos de Oggún son los santeros por los que frecuentemente baja el santo, aunque este hecho no excluye que la deidad pueda montar a los hijos que tengan coronado en santo a otros Orishas.

Sus descendientes son hombres violentos e impulsivos que no perdonan fácilmente las ofensas ni permiten pasar por alto las faltas de respeto.

Son personas luchadoras que no le temen al trabajo duro, generalmente son toscos y testarudos, un hijo de Oggún siempre perseverará hasta lograr sus objetivos.

Cuando se molestan son impredecibles y difíciles de contener, entre sus virtudes destaca la amistad pues estos son muy fieles con sus amigos y siempre estarán dispuestos a sacrificarse por ellos.

Cuando un hijo de Oggún va a bailarle a su padre sea hombre o mujer este debe imitar los movimientos que generalmente realiza la deidad cuando danza, su paso más popular es el baile mientras blande el machete, de ahí que estos sean los gestos más populares entre sus devotos.

Conoce mucho más sobre el Guerrero Oggún:

Baile de Oggún
error:
Copy link
Powered by Social Snap